Claudia muy arriba en encuestas

CLAUDIA, ¿“CORCHOLATA” ESPURIA?

Francisco Rodríguez

Índice Político

No se confundan. “No se hagan bolas”, como dijo el clásico.

En realidad, la señora Claudia Sheinbaum no es la precandidata presidencial de Morena.

Su papel es espurio, lo que según el Diccionario Esencial de la Lengua Española publicado por la Real Academia –la que “limpia, fija y da esplendor” a nuestro idioma–, significa “que degenera de su origen o naturaleza”.

Y no, no es sólo porque ese su origen haya sido producto de una prolongada campaña que en favor de ella desplegó Andrés Manuel López Obrador desde hace poco más de dos años…

… no, tampoco porque para llevarla al triste papel de precandidata que ahora desempeña se hayan empleado los más arcaicos métodos de la de por sí ya vieja política…

… como fueron –y aún son– el desmesurado empleo de recursos monetarios extraídos del erario federal tanto como de los estatales…

… los aportados por empresarios que esperan recompensas a su “inversión” …

… y aun los que son producto del huachicoleo y de la extorsión, entre otros, puestos a disposición de Morena por los más conspicuos y consentidos representantes del crimen organizado…

No. Claudia Sheinbaum no es precandidata presidencial por méritos propios.

Es producto de las añejas y revividas trampas de coaccionar a los encuestados en las demarcaciones que ella, su equipo, sus proselitistas en los poderes de las entidades de antemano sabían que serían en las que se levantarían los amañados estudios demoscópicos.

Sin voz propia ella sólo es una suerte de Alexa –perdone usted el comercial de Amazon– a la que su propietario le da órdenes de repetir lo que horas antes dijo él mismo en su matiné palaciega.

Y no, definitivamente no es Sheinbaum la precandidata del Movimiento lopezobradorista y satélites –Verde y PT– que lo acompañan, como acaba de ser evidente por su furtiva visita a Palacio Nacional, donde seguramente su titiritero reforzó los hilos, las cuerdas, los cables con los que la mueve como si fuera su marioneta.

Sheinbaum, lo peor, no es inalámbrica.

Por eso fue que AMLO la llamó a comparecer en persona.

Y para decirle lo mismo que le he venido diciendo desde el inicio de este texto.

Que ella no es la aspirante a la Presidencia de la República.

Que “no se haga bolas”.

Que el futuro es de él y solo de él.

Que, en todo caso, en el remoto e improbable caso de que ella fuese electa en el 2024, sería una presidente espuria, bajo las órdenes de él.

Tal y como ahora es sólo una “corcholata” espuria.

¿No cree usted?

El “feminismo” de AMLO

La perversidad de López Obrador en contra de las mujeres no tiene límites.

Resultaría prolijo repetir aquí lo que todos sabemos.

Que eliminó las estancias infantiles, dejando al garete a los hijos de madres trabajadoras…

… que exámenes médicos tales como el papanicolau y las mastrografías son cada vez más escasos en las instituciones de salud del sector público, lo que ha incrementado el número de víctimas de cáncer…

… que las ha acusado de “golpistas” por exigir su derecho a medicamentos para atajar y hasta curar las enfermedades de sus hijos…

… que ignora a las decenas de madres, esposas, hijas, hermanas del cada vez mayor número de desaparecidos…

… que reprime sus marchas conmemorativas y reivindicativas…

… y, entre otras muchas más, que las usa y hasta abusa de ellas para alcanzar sus personales fines políticos y electoreros.

Ha colocado a mujeres dentro de su gabinete. Y a otras las ha convertido en gobernadoras, cierto.

Pero las usa de floreros, como fue el caso Olga Sánchez Cordero y varias otras que son prácticamente desconocidas…

… o bien, para presentar una cara amable, hasta bonita, de su equipo: Luisa María Alcalde

… ya hasta para que carguen con la irresponsabilidad de su estrategia de “abrazos y no balazos”: Rosa Icela Rodríguez.

Y para que no le quitara reflectores -él, sólo él, nadie más que él– hasta le cerró el paso a su actual esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, para que se convirtiera en Primera Dama y la colocó en un cargo sin importancia, meramente testimonial.

Del uso y abuso de Claudia Sheinbaum ya platicamos usted y yo líneas arriba.

Pero, como dicen los jóvenes, lo que no ha tenido abuelita de Batman ha sido el siniestro uso de la consejera Jurídica del Poder Ejecutivo Federal –con rango de secretaria del Despacho que ella misma se otorgó– María Estela Ríos, y de la consejera adjunta de Legislación y Estudios Normativos de la misma dependencia, Lenia Batres.

Tanto insistió AMLO en cuando menos tres de sus matinés que eran muy cercanas a él que el resultado fue que el Senado de la República –incluidos sus integrantes cuatroteros– invalidara sus respectivas aspiraciones a escalar a un sitial en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La primera obtuvo dos míseros votos. La segunda, que burocráticamente es su dependiente, la rebasó con un voto más.

Fue el mismo López Obrador quien les puso el tache.

Así trata a las mujeres, pues.

Indicios

Son irrefutables las evidencias de que golpeadores de Movimiento Ciudadano, azuzados por el gobernador Samuel García, fueron los responsables de todos los intentos porriles de querer romper la sesión del Congreso de Nuevo León en la que, en acatamiento a los respectivos fallos de la SCJN y del Tribunal Elector del Poder Judicial de la Federación nombraban a un mandatario estatal que supliera la ausencia del ahora también precandidato naranja quien solicitó licencia para ausentarse del cargo desde este 2 de diciembre hasta el 2 de junio próximo. Cobardemente, García niega lo que, repito, es evidente. * * * También es más que evidente que AMLO defiende al mandatario estatal regiomontano, como sucedió en la matiné de este jueves, porque lo está usando para penetrar en las clases medias donde Morena tiene cero simpatías electorales. Así también apoya la campaña de su títere Sheinbaum y emplea Samuel como esquirol, tal y como se le ha calificado con acierto. * * * De acuerdo con expertos, el sainete neoleonés bien podría terminar en una decisión extrema. Que el Senado de la República declare la desaparición de poderes y que desde el Paseo de la Reforma se nombre un interinato que, como es capricho del imberbe político, también pertenezca a MC. * * *Que la favorita de AMLO para llenar la vacante que irresponsablemente dejó vacante Arturo Zaldívar en el supremo tribunal es la oaxaqueña Eva Verónica DeGyvés Zárate, quien actualmente es consejera de la Judicatura Federal, donde también la propuso el tabasqueño, a cuyo Movimiento ha estado ligada. * * * Si es muy buena, pero no. Así podrían ser calificadas las expresiones que, también este jueves, expresó en su matiné el Presidente de la República con respecto al planteamiento que le hicieron sobre si Ernestina Godoy pudiese ser su carta para el sitial sin ocupar en la SCJN. Sí, pero no, pues. * * * Y por hoy es todo. Le deseo, como siempre, ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

indicepolitico.com
indicepolitico@gmail.com
@IndicePolitico
@pacorodriguez

Deja un comentario

Translate »