AMLO Y EL “MISTERIO” DE LAS PAPITAS

Índice Político

Francisco Rodríguez

La mañana de este miércoles hubo una gran agitación en el Zócalo y, más todavía, en el interior de Palacio Nacional.

De cuando menos dos docenas de camionetas “machuchonas” –cada una de las cuales llegaba escoltada por motociclistas y vehículos con escoltas armados– descendieron secretarios del Despacho Presidencial y titulares de otras dependencias que fueron convocados a una reunión de gabinete “de extrema urgencia” por el junior presidencial Andy López Beltrán.

— ¿Qué onda? ¿Por qué la urgencia? –preguntaba la novel titular de Gobernación Luisa María Alcalde.

— Ni idea. Quizá para hablar de algún tema de seguridad. Ya ves que hay asesinatos y matanzas, incendios de vehículos y cierres de caminos por todas partes –respondió Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad Ciudadana, mientras ambas ascendían al despacho de Andrés Manuel López Obrador.

— Se me hace que es por Ayotzinapa, respondió la ocupante del Palacete de los Covián.

En las oficinas presidenciales ya se encontraban cuchicheando en un rincón el titular de la Función Pública, el casi desconocido Roberto Salcedo Aquino con el de la Defensa Nacional Luis Crescencio Sandoval –quien miraba de reojo al almirante José Rafael Ojeda, sentado ya degustando una taza de café.

— Seguro nos va a instruir para contener a Xóchitl Gálvez –le decía el “líder” cameral Alejandro Armenta al comandante de la Guardia Nacional, David Córdova Campos, mientras su primo Nachito Mier le chismeaba a la secretaria de Cultura, Alejandra Fraustro, detalles del Audi R8 que recién adquirió el secretario particular del presidente de la Cámara de Senadores. “Pagó tres millones de pesos! ¡Y en cash!”, exageraba.

No fueron pocos quienes se acercaron a la consejera jurídica del Poder Ejecutivo Federal, María Estela Ríos González, no sólo para preguntarle en qué resort había pasado sus laaaargas vacaciones, también para felicitarla por su boletín en el que pretendía ridiculizar a los opositores de la 4T por sus “pijamadas”. Ella sonreía y agradecía las condescendientes palmaditas en la espalda.

Temerosa, apocada, la titular de la SEP Leticia Ramírez Amaya confiaba en voz muy pero muy baja a Martí Batres, jefe de gobierno sustituto de CDMX, que ojalá no la fueran a regañar por lo mal hecho de los libros de texto que, en todo caso, eran responsabilidad de su antecesora Delfina Gómez.

Hugo López-Gatell quiso hacerse notar y, con voz grave, dijo que él sabía que la convocatoria a la reunión era para hablar de la concentración de medicamentos en una gran bodega que ya estaba rentando la SSA, a lo que una voz anónima, pero también estentórea, respondió: “¡Chale, ni que fuera dispensario de una parroquia!”

Todos estallaron en carcajadas.

Y justo en ese momento un bedel palaciego anunció:

— Señoras y señores, el señor Presidente de la República, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Y éste apareció por la puerta acompañado de su inseparable vástago Andy López Beltrán.

Puro aire

Habló de inmediato el ocupante de Palacio Nacional:

— Buenas tardes. Gracias por haber venido tan rápido. Esta reunión es una idea de m’ijo Andy. Y es para que me ayuden a saber por qué las bolsas de papitas traen mucho aire y…

— Papi, papi –interrumpió Andy–, no ha llegado el de la Profeco…

— Sí m’ijo. Scheffield anda en Guanajuato. Sueña con ser gobernador… Pero, les decía, –continuó AMLO– que quiero que me ayuden a saber por qué estos neoliberales de las papas fritas venden bolsas de aire y no de eso, de papas.

Presuroso, atropellando las palabras, López -Gatell se dirigió a quien encabezaba la larga mesa de juntas.

— Señor Presidente. Es una estafa a nuestro pueblo bueno. Además, ustedes disculpen que saque mis apuntes… es que cuando lo escuché en su conferencia de esta mañana, señor Presidente, pedí a mi equipo que me diera información para brindársela a usted con todo respeto, por supuesto… el mexicano promedio, nuestro amado pueblo, consume al año 7.8 kilos de ese producto que es dañino para la salud pues contiene mucho sodio y…

— Sí, sí, Hugo. Eso ya lo sabía yo –dijo el titular del Ejecutivo–, pero ¿por qué puro aire?

— Yo también voy a sacar mis apuntes –dijo el precandidato al gobierno de Chiapas Zoé Robledo, para no quedar atrás de López-Gatell con quien mantiene una soterrada pugna. Las papas fritas más consumidas en México son las de sabor original, o sea las que traen pura sal –dijo el todavía director del IMSS– seguidas por las de queso, las adobadas, las de sabor a jalapeño y las de sabor chile y limón. Durante 2017, 90% de los hogares mexicanos compraron este producto, gastando 202 pesos en promedio y consumiendo alrededor de un kilo de ellas.

— Esas son cifras del periodo neoliberal –dijo ya en tono de enfado López Obrador–, ¿ahora díganme por qué puro aire en las bolsas de papas?

— Mire señor Presidente –habló Raquel Buenrostro, secretaria de Economía– ese aire, en realidad, es una mezcla de dióxido de carbono, nitrógeno y oxígeno; el nitrógeno aparece en una proporción mayor a la del aire que respiramos, pero no es peligroso ni afecta al sabor de las papas fritas. Al no reaccionar con otras moléculas que se encuentran dentro de la bolsa, impide que crezcan bacterias que puedan provocar una enfermedad en el consumidor. Y como hay menos oxígeno, las patatas se oxidan menos. Por otro lado, y esta razón seguro que la has pensado en alguna ocasión, el aire protege a las papitas de posibles impactos, de ahí que esta mezcla de dióxido de carbono, nitrógeno y oxígeno cumpla una doble función: protección y conservación del producto.

— Entonces, ¿si obligamos a que les quiten el aire y todo eso que dices, Raquel, se echaría a perder y quedarían puros cachitos de papa?

— Sí, señor Presidente. Así es.

— Bueno, pues resuelto el misterio, váyanse a trabajar. Yo voy a tomar una pequeña siesta, a ver si en sueños me llega la inspiración para ver si puedo reelegirme o si se me ocurre otra “ideota” como la del almacén de medicinas.

Todos desalojaron el salón, mientras Andy canturreaba aquella de Gloria Trevi: “♫ Me dejaste / como una papa sin cátsup, / como una uña sin mugre… / y la mugre eres tú! ♪”

¿Ficción?

Sí. Pero nada alejada de la realidad.

Indicios

Amén de sus cada vez más desgastados epítetos en contra de adversarios como Xóchitl Gálvez, neoliberales, periodistas críticos y uno que otro empresario, AMLO ya no tiene nada con qué llenar el costoso espacio de la matiné. No responde preguntas serias o bien las evade con una que otra ramplonería. Y por eso tiene que inventar nuevas secciones, pedirle a Jesús (Ramírez Cuevas, el vocero, no el de Nazareth) que ponga música de banda y hasta para hablar del aire en las bolsas de papas fritas. En eso se van de lunes a viernes los recursos de quienes pagamos impuestos. Y es que, aunque los cuatroteros digan que no cuestan nada porque todo el equipo que se emplea fue comprado durante la administración federal anterior (respuesta a la solicitud de información folio 0210000249819), la realidad es que solo en salarios de quienes ahí participan se nos van más de 370 mil pesos mensuales, más una buena cantidad de dólares en los servidores estadounidenses donde se almacenan esos bodrios. * * * Y sigue el tráfico de influencias de Andy López Beltrán. Otro de sus cuatachos, Alejandro Calderón Alipi, recién ha sido nombrado encargado de IMSS-Bienestar. Este personaje estuvo a cargo de la Unidad de Coordinación Nacional de Aba$tecimiento del Insabi, donde se hicieron grandes adquisiciones de equipo y medicamentos que ahora valen lo mismo que se le unta al queso. Junto con Juan Antonio Ferrer es responsable de la quiebra y desaparición de ese fallido invento cuatrotero, que ha dejado sin servicios médico asistenciales a más de la mitad de la población. * * * Y a propósito de hijos presidenciales, tráfico de influencias, vida de millonario sin trabajar, hermanos que reciben sobres amarillos con dinero cada mes, con gran cinismo López Obrador respaldó, este jueves en su matiné, a su homólogo de Colombia, Gustavo Petro, debido a que su hijo mayor, Nicolás Petro, es investigado por lavado de activos y enriquecimiento ilícito. “Gustavo (Petro) que tiene toda nuestra solidaridad, son situaciones muy dolorosas, muy difíciles, pero pues él está actuando como lo que es un congruente… Está demostrando ser un hombre con ideales, con principios y poniendo eso por delante. Aun tratándose de una situación familiar, es ejemplar”. ¿Por qué, entonces, no sigue el ejemplo del colombiano? * * * Los temas sexuales en los libros de texto para educandos de primaria y secundaria serán la tumba de la 4T. Anote usted la fecha de cuándo es que se lo escribo. Luciano Concheiro, Marx Arriaga y, por supuesto, AMLO serán los sepultureros. “Con los niños no”, dijo la no primera dama Beatriz Gutiérrez Müller. * * * Por hoy es todo. Le deseo, como siempre, ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

indicepolitico@gmail.com

@IndicePolitico

@pacorodriguez

Deja un comentario

Translate »

El contenido de esta información, está protegida por derechos de autor.