Claudia muy arriba en encuestas

VIDA DE REYES: LOS LUJOS DE LA LEGISLATURA EN EL ESTADO CON MÁS DESIGUALDAD

Con el sello del Congreso de Guanajuato -mayoriteo del PAN y una oposición reducida a la mínima expresión- millones de pesos del erario que se distribuyen en las bancadas de todos los partidos se despilfarran en gasolina, viajes, alimentos y gustos VIP


Dietas que significan la erogación anual de más de 90 millones de pesos, viajes al extranjero, camionetas del año y facturas que suman cantidades millonarias de gasolina y alimentos, es el costo que pagamos en Guanajuato por tener 36 representantes en el Congreso local.

Algunos gozan de más privilegios que otros: los coordinadores de la oposición son apapachados con camionetas nuevas de lujo, el viaje a España con sus familias y hasta les solventan con recursos públicos facturas de varios cientos de miles de pesos por consumo en restaurantes y de combustible.

En las últimas semanas se ha dado a conocer que se destinaron más de tres millones de pesos para comprar camionetas a los coordinadores de la oposición, con la excepción de la representante de Movimiento Ciudadano, Dessire Ángel Rocha.

Para cerrar el 2022, la comisión de Administración que preside el panista Luis Ernesto Ayala Torres aprobó la compra de las tres camionetas, cada una de ellas con un valor superior al millón de pesos. Los beneficiados fueron el priista Alejandro Arias, Gerardo Fernández del PVEM y el morenista Ernesto Millán Soberanes. Una semana después de que se hizo pública la compra, éste último declaró que no había aceptado la camioneta, aunque participó como testigo en la sesión en la que se aprobó la adquisición de los tres vehículos.

La compra de los vehículos no fue el único gesto de derroche presupuestal: con el arranque del año 2023 comenzó a aplicarse el incremento de poco más de 10 mil pesos mensuales brutos a la dieta de los 36 diputados y diputadas.

En 2022 percibían 201 mil 479 pesos, pero a partir de enero comenzaron a cobrar 211 mil 553 pesos, lo que representa un aumento del 5 por ciento. Con el incremento, este año cada legislador podrá tener ingresos brutos por 2 millones 532 mil pesos. El costo solo de la nómina de los 36 representa 91 millones 152 mil pesos.

Las buenas noticias para ellos no terminaron con el incremento a la dieta, sino que 20 de 36 diputados y diputadas viajaron dos semanas a España para tomar un diplomado en la Universidad de Salamanca, mismo que tuvo un costo de poco más de 1.5 millones de pesos entre inscripción al curso, vuelos, hospedaje y traslado aeropuerto-hotel-aeropuerto.

Además, durante 2022 se destinaron más de 56 millones de pesos para pagar la operación de los grupos y para los gastos personales de legisladoras y legisladores como medicamentos, gasolina, telefonía celular, alimentos, hospedaje, entre otros.

Ilustración Pinche Einnar


Por ejemplo, el priista Alejandro Arias Ávila, coordinador de la tercera fuerza política en el Congreso, consumió en restaurantes 326 mil 871 pesos, facturas que se cargaron al erario. Una parte salió de la partida que tiene para gastos de representación por ser parte de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, y la otra fue del presupuesto de 62 mil pesos mensuales que recibió para «gastos de operación».

El derroche en restaurantes del político priista representa el sueldo promedio de 40 meses de una persona trabajadora en Guanajuato; es decir, una persona con un sueldo promedio en el estado tiene que trabajar 3 años y 3 meses para poder reunir el dinero que el legislador pagó en alimentos durante un año con recursos públicos.

En Guanajuato el ingreso mensual promedio de la población económicamente activa es de 8 mil 166 pesos -de acuerdo con datos del INEGI publicados en el Índice de Competitividad Estatal 2022 del IMCO-.https://datawrapper.dwcdn.net/x73RX/1/

Arias fue el legislador que más facturó en alimentos, mientras Gerardo Fernández González se llevó el primer lugar por los más de 425 mil pesos que cargó al erario en combustibles.

En promedio, el diputado que coordina la fracción del PVEM en el Congreso de Guanajuato consumió 1 mil 166 pesos diarios en gasolina, considerando hábiles todos los días del 2022; es decir, alrededor de 48 litros de combustible por día.

Gerardo González vive en el municipio de León. La distancia que recorre a la sede del Legislativo es de aproximadamente 70 kilómetros, y con el rendimiento de 7 kilómetros por litro que, según el portal de Chevrolet, tiene la camioneta Cheyenne como la que recientemente le patrocinó al diputado la comisión de Administración que preside Luis Ernesto Ayala Torres, tendría que hacer hasta cinco viajes los 365 días para poder consumir la gasolina que facturó.https://datawrapper.dwcdn.net/DSFRY/1/

Ambos coordinadores de grupos de oposición en el Congreso estrenaron camionetas último modelo al inicio de 2023 y también aprovecharon el viaje a España para acompañarse de su familia.

En el caso de Gerardo Fernández, su esposa publicó historias en Instagram mostrando el vuelo en primera clase, el hotel y cómo pasaba el tiempo en Salamanca. Diferentes fuentes en el Congreso local confirmaron a POPLab que Alejandro Arias también viajó acompañado de su esposa y su hija.

Gerardo Fernández y Alejandro Arias no fueron los únicos que se llevaron a Europa a sus parejas, sino que hay más: del PAN Bricio Balderas fue acompañado de su esposa, la morenista Irma Leticia González se fue con su esposo, al igual que la priista Yulma Rocha y Ruth Tiscareño se hizo acompañar de su mamá y su hijo, confirmaron las fuentes que pidieron mantenerse en el anonimato.

Curso en España

Con fecha del 15 de noviembre de 2022, la comisión de Administración aprobó destinar recursos para que diputadas y diputados viajaran a España a tomar un curso en «Derecho Parlamentario con enfoque en Derechos Humanos» en la Universidad de Salamanca. Para que 20 diputadas y diputados asistieran se erogaron gastos por 1.5 millones de pesos.

En un documento firmado por Juan Caudillo Rodríguez, director de Administración, se señala que era necesaria la asistencia de al menos 19 participantes para que se pudiera llevar a cabo el curso, resultado de un convenio de colaboración que firmó el Legislativo con la Universidad española en 2013 con el objetivo de «fomentar la profesionalización de las y los legisladores, así como del personal del Congreso». Al final, 20 legisladoras y legisladores se inscribieron: 10 del PAN, seis de Morena, tres del PRI y uno del PVEM.


La fecha para el curso quedó establecida del 9 al 19 de enero. Los horarios fueron de las 9 de la mañana a las 4 de la tarde de lunes a jueves, dejando los fines de semana libres a los diputados y diputadas.

La Universidad de Salamanca cotizó en 20 mil 900 euros el curso para 19 personas, pero por cada participante adicional el Legislativo local debió pagar 1 mil 100 euros, es así que el Congreso de Guanajuato pagó 404 mil 345 pesos.

En el oficio LXV/CA15/183/2022 con fecha 15 de noviembre de 2022, el contador Juan Caudillo expuso al secretario general, Christian Cruz Villegas, los detalles del curso y el viaje, en el que se estimó que el costo aproximado de los vuelos a Madrid con la aerolínea Aeroméxico era de 19 mil 409 pesos por persona, pero en la comprobación la mayoría de los y las diputadas pagaron 36 mil pesos de pasajes aéreos.

Al hacerse público el viaje a España, dos diputados de Morena anunciaron que costearían sus viáticos: se trató de David Martínez Medizabal y Ernesto Millán Soberanes, quienes regresaron al Congreso el dinero que se había destinado para sus inscripciones, para los vuelos y el hospedaje.

Con el descuento de los vuelos que pagaron los dos diputados de Morena, el Congreso pagó 606 mil pesos en vuelos del resto de diputadas y diputados. Gerardo Fernández viajó en primera clase, como lo evidenció su esposa en redes sociales, pero según la factura de la aerolínea pagó poco más de 28 mil pesos por el asiento en primera clase.

Además, las personas que participaron en el curso se hospedaron en un lujoso hotel de Salamanca, cuya estancia costó poco más de 380 mil pesos por las 22 habitaciones.

El documento firmado por Caudillo presenta tres propuestas de hoteles en Salamanca, España: el Colegio y Hospedería Arzobispo Fonseca -perteneciente a la Universidad de Salamanca- cotizó la habitación individual en 780 euros y en 1 mil 40 euros la habitación doble por toda la estadía. El hotel Melibea cobraba en 700 euros la habitación individual por toda la estadía, pero se eligió para las y los diputados el hotel Sercotel Puerta de la Catedral con un costo, según la cotización entregada por el director de administración, de 978.95 euros por habitación por toda la estadía.

En la factura que emitió el hotel Sercotel Puerta de la Catedral solo se exhibe que se cobraron 19 mil 510 euros por la estancia de 11 días y la ocupación de 22 habitaciones. En este monto ya está el descuento de 1 mil 795 euros de las habitaciones de David Martínez y Ernesto Millán.

El Congreso de Guanajuato también decidió rentar un autobús para trasladar a las y los diputados del aeropuerto de Barajas en Madrid, España, a su hotel en Salamanca y de regreso. El costo total por la renta del autobús fue de poco más de 116 mil pesos.

Las camionetas del millón de pesos

En la misma sesión del 15 de noviembre en la que se autorizó el viaje a Europa para diputadas y diputados, la comisión de Administración aprobó la compra de tres camionetas para la Junta de Gobierno y Coordinación Política. El acuerdo de destinar más de 3 millones para los nuevos vehículos fue aprobado por los cinco diputados y diputadas que integran la comisión, incluida la morenista Irma Leticia González Sánchez.

A la sesión de Administración de ese 15 de noviembre asistió como testigo el coordinador de la bancada de Morena, Ernesto Millán Soberanes, quien presenció cuando se acordó la compra de las tres camionetas, una de ellas le sería asignada a él.

Para los últimos días de diciembre se concretó la compra: una camioneta Chevrolet Cheyenne modelo 2023 con un costo de 1 millón 180 mil pesos, misma que fue asignada al coordinador del PVEM, Gerardo Fernández González, el mismo que durante 2022 facturó 425 mil pesos de gasolina y que representa a un partido político que asegura apostar por las energías renovables.

Ilustración Pinche Einnar


También se compraron dos camionetas Honda Pilot modelo 2022, cada una con un costo de 1 millón 29 mil 900 pesos. Una de las camionetas se le dio al coordinador priista, Alejandro Arias Ávila, la segunda sería para el morenista Ernesto Millán Soberanes, quien asegura haber rechazado el vehículo.

Respecto a la compra de las camionetas, el contador Juan Caudillo, director de Administración, reconoció que se compran tomando en cuenta las características que cada diputado pide “por sus propias necesidades”.

«En el caso específico del PVEM sí nos pidieron una pick up, lo que se hizo fue checar cuáles son los que estaban en mejores condiciones», dijo al cuestionarlo sobre por qué una Cheyenne para Gerardo Fernández.

Luego de que se hiciera público que el Congreso erogó 3 millones 239 mil 800 pesos para las camionetas de tres diputados de oposición y de las críticas que recibió de algunos de sus compañeros de bancada, el morenista Ernesto Millán Soberanes declaró que él no había aceptado la camioneta de 1 millón 29 mil pesos.

Sin embargo, el diputado morenista no frenó la adquisición del vehículo, aunque participó en la sesión de la comisión donde se autorizó la compra en noviembre pasado.

En un comunicado enviado por el Congreso local se aseguró que la camioneta que sería para Ernesto Millán Soberanes se podría asignar a la presidencia del Congreso, en este caso, le tocaría estrenar a la panista Cristina Márquez Alcalá, quien ocupa el cargo desde el 15 de febrero y hasta mediados de año.

¿Austeridad republicana?

«En el caso particular de un servidor he solicitado en reiteradas ocasiones se reduzca nuestro salario y yo en lo particular, ante la negativa que nos reduzcamos los salarios las y los diputados, entrego la parte correspondiente a quienes más lo necesitan, mes a mes»: Ernesto Prieto Gallardo, diputado local por Morena durante la sesión de Pleno del 15 de febrero de 2023.

En el discurso el diputado morenista y ex dirigente del partido en Guanajuato enarbola el principio de austeridad, pero en la realidad, es el legislador de Morena que más facturó al Congreso el consumo de alimentos y combustible durante el año 2022: en total 484 mil 577.14 pesos.

Prieto Gallardo cargó al erario 262 mil 605.84 pesos de gasolina y facturó otros 221 mil 971.30 pesos por alimentos de la partida de casi 70 mil pesos que reciben para el rubro denominado «gastos de operación» del año 2022.

El legislador, por segundo periodo consecutivo, defendió desde tribuna que su padre, sus dos hermanos y él cobren del erario por desempeñar cargos públicos, luego de una publicación que hizo el periódico Correo sobre los sueldos de toda la familia.

Durante el discurso, Ernesto Prieto sostuvo que ni él ni su familia han faltado al principio de austeridad que promueve Andrés Manuel López Obrador ni tampoco violentan la Ley de Austeridad Republicana porque solo él gana más que el presidente, pero el excedente lo entrega a «quienes más lo necesitan».

Ilustración Pinche Einnar


A la dieta mensual bruta de 201 mil pesos que recibió el diputado Ernesto Prieto en 2022, se suman los gastos que facturó a nombre del Congreso no solo en gasolina y alimentos, sino en peajes, hospedajes, mantenimiento de su automóvil, medicamentos, arrendamientos, equipo de oficina, honorarios del personal de apoyo, telefonía, entre otros rubros en los que entran los «gastos de operación».

Pero Ernesto Prieto no es el único que pagó con recursos públicos sus cuentas de gasolina y alimentos: el coordinador Ernesto Millán Soberanes también reportó durante 2022 poco más de 400 mil pesos de facturas por ambos conceptos.

Los costos de la representación

El costo anual promedio por cada diputada y diputado en Guanajuato es de poco más de 4 millones 90 mil pesos, únicamente tomando en cuenta la dieta, la partida para que funcione el grupo o representación parlamentaria, el dinero que se destina para hacer funciones de «representación» de integrantes de la Junta de Gobierno y Coordinación Política y los recursos que tienen de manera individual cada legislador y legisladora para el pago de rentas, medicamentos, gasolina, telefonía celular, alimentos, hospedaje, entre otros.

Además de los cuatro rubros anteriores, cada diputada y diputado de Guanajuato goza de una partida que este año supera los 61 mil pesos mensuales para la entrega de apoyos sociales y culturales, y un presupuesto especial para rendir el informe anual de resultados que para 2023 es de 32 mil pesos.

Ilustraciones Pinche Einnar


Durante el año 2022, de acuerdo con los reportes mensuales que son públicos en el portal del Congreso de Guanajuato, se destinaron poco más de 30 millones 156 mil pesos para la partida 3852, que consiste en los «gastos de operación» de cada diputada y diputado.

El presupuesto que tienen legisladoras y legisladores para sus gastos personales es superior al que le autorizaron a la Comisión Estatal de Búsqueda, una instancia que, de acuerdo con familiares de personas desaparecidas, padece por la falta de recursos para insumos básicos como herramienta para las búsquedas en campo, además del personal.

De recursos estatales, la Comisión Estatal de Búsqueda tendrá en 2023 poco más de 23 millones de pesos, mientras que para las cuentas personales de diputadas y diputados se reservaron 31.2 millones de pesos para el año que inicia.

Para este año se previeron poco más de 73 mil pesos de ésta partida para cada legislador o legisladora, excepto para integrantes de la Junta de Gobierno que reciben 65 mil pesos, puesto que los coordinadores y la representante de Movimiento Ciudadano tienen un presupuesto adicional de representación que incluye a la persona que funja en la presidencia de la mesa directiva.

La partida de representación de la Junta de Gobierno de la que gozaron Luis Ernesto Ayala, Alejandro Arias, Ernesto Millán, Dessire Ángel Rocha y quienes estuvieron en la presidencia del Congreso, representó la erogación de 1 millón 671 mil pesos durante el año que terminó.

La única diputada integrante de la Junta de Gobierno que no facturó alimentos ni en la partida de representación ni en la personal de gastos de operación fue Dessire Ángel Rocha.

Hay una partida específica para los gastos de operación de cada grupo parlamentario, recurso que se divide dependiendo del número de diputadas y diputados que integran una fuerza política. En total, para que pudieran solventar los gastos los grupos y representaciones parlamentarias se destinaron 24 millones 260 mil 362 pesos.


Carmen Pizano
@CarmenPizanoL

Comunicóloga. Reportera apasionada del periodismo. Aguerrida por naturaleza. Fundadora del Laboratorio de Periodismo y Opinión Pública, medio digital y asociación civil.

Deja un comentario

Translate »