¡DEMUÉLANME ESTA!

Índice Político

Francisco Rodríguez

La Ciencia Política tiene en México una nueva rama de estudio: La “casología”.

Esta vertiente estudia y analiza el súbito enriquecimiento de los integrantes de la llamada clase política a través de sus adquisiciones de inmuebles o, como bien dice un amigo lector, de su amplia colección de boletas del impuesto predial.

Poseen departamentos, casas, pent-houses, mansiones, en los centros del poder político y económico, así como en playas y hasta en el extranjero.

Los hay también con gustos agrícolas y pecuarios que no dejan de tener un rancho por aquí y otro más allá.

Aunque son menos, esos sí, los que prefieren ambientes bucólicos y románticos y que tienen por ahí en los bosques escondida –hasta de su propia familia– alguna acogedora cabaña.

Desde el rancho en Avándaro que el sindicato de los petroleros regaló a don José López Portillo y, claro, a partir de la llamada “Colina del Perro” –con las que inició el desarrollo de la “casología”– hasta la treintena de casas y edificios en avenida de los Insurgentes de Manuel Bartlett; las de la ex secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval –obvio, pasando por la “Casa Blanca” del pillo Enrique Peña Nieto—; las mansiones en Houston donde ha vivido el hijo mayor de Andrés Manuel López Obrador y la que en CDMX le “presta” una funcionaria del diario La Jornada en una especie de swap por la enorme cantidad de recursos que recibe por la propaganda cuatrotera que publica…

… la materia de estudio es vasta y apasionante.

Casas por aquí, casas por allá.

Todo se reduce a casas y más casas.

Analistas de otras latitudes quedan verdaderamente azorados y patidifusos ante tanta, pero tanta ciencia.

¡No dan crédito! ¡No se lo pueden creer!

Porque hay politicastros que, incluso, tienen pisos completos en edificios construidos por el Infonavit o por el Fovissste, que ponen en renta.

Los hay, asimismo, que con la complicidad de notarios venales y de funcionarios de los registros de la propiedad, se hacen “a la mala” de incontables casas y terrenos.

En Querétaro, por ejemplo, hubo un gobernador priísta, Mariano Palacios, a quien calificaban como el mejor seguidor de la filosofía del estadounidense Benjamin Franklin –“one apple a day keeps doctor away” o, en español, “una manzana al día te mantiene lejos del médico”–, ¡porque no había mes en que no se robara una manzana completa de la capital de la entidad!

Otra muestra, el compadre de Enrique Peña Nieto, Luis Miranda, a quien no le alcanza el mes para pasar a cobrar las rentas en las más de 150 propiedades, tan solo en Toluca, que “adquirió” cuando despachaba en el gobierno mexiquense y que, claro, no se las apropió como marcan la ley y las buenas costumbres.

Le repito, la “casología” es apasionante.

Y por fortuna, en los medios de comunicación existimos muchos que la practicamos y la exhibimos siempre bien documentada.

¡Qué suerte para usted!, ¿verdad?

¡Al ladrón! ¡Al ladrón!

Pero hay de “casólogos” a “casólogos”.

La casa de Xóchitl Gálvez es hoy tema en boga entre los cuatroteros.

Ardido por las no pocas denuncias de corrupción que la representante del Frente Amplio por México le fincó en su momento, e interesado en quedar bien para “amarrar hueso” en la siguiente Administración de la capital nacional, el impresentable Víctor Hugo Romo ha buscado por todos los medios desprestigiar a la hidalguense.

Buen prestigio es lo que le falta a él, pues se le ha exhibido de cómo se ha hecho de mulas –casas– en el oriente de la capital nacional.

Todo ha quedado en romos intentos de Romo.

Intentos fallidos, todos.

El más reciente, el que trae ocupados a los seguidores, chairos y bots del ya más que asustado AMLO ante el crecimiento de Gálvez, es el de la casa en la que habita la representante del Frente Amplio por México.

Violando su privacidad le lanzó una serie de invectivas que, en su oportunidad –cuando fue su sucesor en Miguel Hidalgo—no le hizo, desaprovechando la oportunidad que el poder de la alcaldía le brindaba.

El comité de Morena en CDMX lo ha secundado y ha llegado al extremo de exigir la demolición del inmueble que, de acuerdo a la agraviada, cumple con todos los requisitos que la legislación impone a las nuevas construcciones.

De lo que se trata es de deturparla –aún sin elementos sólidos–, siguiendo las indicaciones de López Obrador y, claro, de su “corcholata” Claudia Sheinbaum, quien por cierto se ha cuidado del análisis “casológico”, al mostrar que habita en un departamento que se pasa de modesto…

… aunque un poco más amplio que aquel que AMLO habitó en las cercanías de la Ciudad Universitaria, eso sí.

Y a todo ello, ¿qué ha respondido Xóchitl?

Son varias las frases que ha soltado al respecto. “¡Demuélanme ésta!” “Si me quedo en donde vivir, las puertas de muchos hogares están abiertas para mi” …

Pero no sucederá.

Ya el alcalde de MH, Mauricio Tabe Echartea, ha aclarado que en el caso el único que amerita una multa es el desarrollador del condominio horizontal por no haber cumplido un trámite burocrático.

Y ante la andanada que se les vino encima a los cuatroteros, ¡hasta AMLO rechazó la postura de Morena para que el domicilio de la también senadora del PAN sea demolido por no contar con la documentación necesaria, tal y como lo solicitó su personal Movimiento en su sede en la Ciudad de México.”

Lo dijo públicamente en su matiné…

… anque ya lo conoce usted…

… se “achimoltrufia” y dice una cosa, pero hace otra.

¿A poco no?

Indicios

Por instrucciones de Alejandro Gertz Manero, a todos los delegados de la Fiscalía General de la República les fue retirado el servicio de escoltas. Por eso fue que Fernando García no contaba con protección alguna al momento de ser arteramente asesinado hace unos días en Chilpancingo, donde los criminales repiten a cada rato el estribillo lopezobradorista: Que a ellos no les salgan con eso de que la ley es la ley. Gertz debería ser acusado de corresponsabilidad en ese fallecimiento, si no es que hasta de complicidad. * * * Guerrero se ha convertido en tierra sin ley y sin gobierno, desde que la famiglia Salgado regentea la entidad. Antes del crimen que cobró la vida al delegado de la FGR, ya había sido asesinado de 50 tiros el coronel del Ejército Víctor Manuel Salas Cuadras. Las dizque autoridades federales minimizaron el hecho y lo atribuyeron a una represalia por los “exitosos” aseguramientos de droga en días pasados. Los Salgado, la gobernadora y su papi, tan contentos de que desde el Zócalo les quiten las broncas de encima. Así que, a pintarse las uñas, una, y a lavar perros, el otro. * * * Quien también tiene influencias en Palacio Nacional es la nayarita Geraldine Ponce. Bastó con que subiera a redes un video pidiendo ayuda a AMLO y acusando al gobernador Miguel Ángel Navarro de intentar aprehender al padre de su hijo y jefe de gabinete –cuando estaba en funciones, pues pidió licencia para irse a la “cargada” de “la corcholata” favorita– Alejandro Galván, para que la orden de arresto quedara sin efecto. * * * ¿Cuándo hará el casi proscrito Zoé Robledo un reconocimiento al personal de salud mexicano como el que recién hizo a los “doctores” cubanos? Médicos, enfermeras y personal administrativo realizan verdaderas proezas en un IMSS al que le han recortado recursos y, además, han saqueado como nunca en esta Administración de la llamada 4T. * * * A muchas feministas desilusionó que en el gabinete de Delfina Gómez con el que iniciará su gestión en el Estado de México sólo haya siete mujeres y no las nueve –la mitad de los 18 con los que se integra–, como marca la ley. Lo grave, empero, no es eso. La nueva gobernadora ha quedado como rehén de los también texcocanos Horacio Duarte y de Higinio Martínez, a quienes formó el priísta Manuel Cadena, factótum en varias administraciones priístas en la entidad vecina a CDMX, gracias a la protección que recibía del sector obrero, particularmente del extinto Fidel Velázquez. * * * ¡Lo que nos faltaba a los capitalinos! ¡Que Cuauhtémoc Blanco quiera ser gobernante de CDMX, tras su rotundo fracaso en Morelos! ¡Ya con las fichitas que han levantado la mano teníamos más que suficiente! ¿No cree usted, paisano? * * * Durante una larga temporada, en el programa de radio que conducíamos la colega Lilia Arellano y este escribidor, teníamos a Gerardo Fernández Noroña como comentarista semanal. Claridoso, divertido, culto, informado nos hacía la tarde… hasta que los concesionarios de la estación prohibieron que se le siguiera invitando al programa. La pregunta: ¿Qué van a hacer ahora que el diputado ha sido nombrado vocero de la campaña de Claudia Sheinbaum? ¿También le cerrarán los micrófonos? No. No lo creo. * * * Una, otra y otra vez el ex fiscal de Morelos Uriel Carmona ha sido liberado tras su ilegal detención, ahora en el Penal del Altiplano, y una, otra y otra vez ha sido reaprehendido en cumplimiento de un capricho de la autoritaria ex jefa de Gobierno, Sheinbaum, y su cómplice la fiscal “cuatacha” Ernestina Godoy. ¡Aguas con ese autoritarismo! * * * Y ya para cerrar, vale la pena decirle al ocupante de Palacio Nacional que la celebración del 15 de septiembre, conocida como El Grito, no es su fiesta particular en la que pueda reservarse el derecho de admisión. Rompe con el protocolo, al dejar fuera a las presidentes de las Cámaras del Congreso de la Unión, la senadora Ana Lilia Rivera, la diputada Marcela Guerra, y la presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Norma Piña. Le apuesto, eso sí, que hay van a estar presentes cuando menos dos de los llamados “Trivagos”, con todo y proles. * * * Y por hoy es todo. Le deseo, como siempre, ¡buenas gracias, muchos, muchos días y ¡felices Fiestas Patrias!

indicepolitico@gmail.com

@IndicePolitico

Deja un comentario

Translate »

El contenido de esta información, está protegida por derechos de autor.