EL SHOW DE AMLO DEBE CONTINUAR

Índice Político

Francisco Rodríguez

¿Se imagina usted en qué situación desesperada nos encontraríamos los cada vez más empobrecidos mexicanos sin las matinés político-etílico-erótico-literario-musicales que, de lunes a viernes, estelariza el reyecito Andrés Manuel López Obrador?

Sin los más indispensables insumos hospitalarios y medicamentos ¿y además sin divertidos memes sobre las también llamadas “mañaneras”?

¿Qué pueblo tan desdichado sería el mexicano si dejara de escuchar el cansino hablar –largas pausas incluidas– de su dirigente político la mayor parte de los días de la semana?

¿En qué se emplearían los cientos de miles de bots que los encargados de la (in)comunicación social de la Presidencia de la República usan para amplificar en redes sociales los dichos y dicharachos del dictadorzuelo si dejaran de celebrarse esos eventos que de ninguna manera pueden llamarse conferencias de prensa?

Y los paleros que se disfrazan de periodistas para cada mañana hacerle el caldo gordo a López Obrador, ¿sobrevivirían sin el embute que les reparte la oficina encabezada por Jesús Ramírez Cuevas?

Si AMLO ya casi llega a las 100 mil mentiras u “otros datos” ¿en qué número de ellas quedaría si, de un tajo, cesaran esos divertidos ejercicios de pena, auto conmiseración y lástima por los cuales el Presidente ha sido motejado como El Payaso Lagrimita?

¿De verdad hay quienes, ingenuamente, crean que sin esas matinés cesaría como por arte de magia la polarización que hoy sufre el país?

Que sin necesidad de que Ricardo Monreal la preconice ¿alcanzaríamos felizmente la reconciliación nacional?

¿Empezarían a bajar los bonos de Carlos Loret, Joaquín López-Dóriga, Ricardo Rocha, Ciro Gómez Leyva –entre muchos otros colegas– y del surtido rico de empresarios, con Claudio Equis a la cabeza, a los que casi a diario hace publicidad inversa el de Tepetitán?

No ¡por favor!

Ya no se les ocurra siquiera sugerir que terminen las “mañaneras”.

¿Qué haría el reyecito si, hasta hoy, lo único que sabemos que hace es trabajar de siete a nueve horas… Esto es de las 7 am a las 9 am… y a dormir largas siestas el resto de la jornada laboral?

Parafraseando al clásico Charles Aznavour, el show de AMLO debe continuar.

¿No cree usted?

El Presidente es un sol

Bien decían los políticos del ancien régime que, en México, los inquilinos de Los Pinos eran como el sol…

… pues aparecían todos los días y, por tal, a nadie sorprendían ya.

Recomendaban –y había quienes lo practicaban– asemejarse mejor a un cometa…

… y ponían como ejemplo el Halley, al cual se espera hasta con expectación, ya que es visible a simple vista cada 75 años en promedio y cuya próxima aparición se calcula podría ser hasta 2061.

Y aquí toooodos los días “los soles” aparecían a diario en las ocho columnas de los diarios y en los teasers de los noticieros de radio y televisión por cualquier pendejada que dijeran, se les atribuyera, anunciaran o inventaran.

Ya no llamaban la atención.

Las primeras planas eran totalmente predecibles.

Igual los noticieros en los medios radioeléctricos.

Hoy casi casi sucede igual.

Los shows matutinos de AMLO ya están muy choteados.

Ya ni los chairos los ven.

Sirven, eso sí, como le decía líneas arriba, para elaborar divertidos memes o para evidenciar en videoclips las mentiras, los golpes a opositores y críticos que a diario suelta López Obrador…

… pero que a nadie duelen ya.

Indicios

A Andrés Manuel López Obrador le gusta insultar, pero se muestra cobarde cuando anuncia que, otra vez, por temor a que le falten al respeto no asistirá a la sede del Senado de la República para atestiguar la entrega de la medalla Belisario Domínguez a la escritora y activista Elena Poniatowska quien, por cierto, mucho antes que Denise Dresser, el 18 de enero de 2021, dijo en una entrevista con mi colega Edmundo Cázarez que ya le parara a las “mañaneras” pues desde entonces ya existía “un hartazgo social”. * * * Uno de los blancos de ataque de López Obrador, además de Felipe Calderón, es Genaro García Luna. De él ha dicho que ninguno de los que colaboraron con quien algunos llamaban El Policía de Titanio –no se ría, por favor– tendrían cabida en la llamada Cuarta Transformación, cualquier cosa que la chairiza entienda por ello. Pero hete aquí que, además de Omar García Harfuch que despacha como intendente de policía en Ciudad de México, el recién nombrado secretario de Seguridad Ciudadana del gobierno de Tlaxcala, Ramón Celaya Gamboa es esposo de Maribel Cervantes Guerrero, quien fuera comisionada de la Policía Federal y colaboraba con el ahora preso y recién juzgado en Nueva York cuando ambos cobraban en el CISEN. Seguramente AMLO tiene otros datos. * * * Le he dado seguimiento periodístico al Congreso de la Unión desde la XLIX Legislatura (1973-1976) y durante los 50 años transcurridos jamás había presenciado tantos dislates de diputados y senadores. De la Cámara Baja destaca aquel diputado que proponía una iniciativa para que los tacos de canasta casi casi fuesen declarados patrimonio de la humanidad… Y esa otra, también de una miembro de la Cámara Baja, para cambiar el nombre de la Plaza de la Constitución por el de ¡Plaza de la Constitución! Y como esas, varias más. * * * Los equiperos de la señora Delfina Gómez le hacen más daño que la contrincante Alejandra del Moral. Porque ¿qué necesidad había de posponer uno de los debates previamente pactados mostrando así debilidad de la morenista? Lo mismo ¿por qué Horacio Duarte califica como corrupta a la candidata aliancista? Meten en innecesarios líos a la texcocana, ¿no cree usted? * * * Y por hoy es todo. Gracias por leer este Índice Político. Y con mi agradecimiento va también mi deseo para que usted tenga, como siempre, ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

indicepolitico@gmail.com

@IndicePolitico

@pacorodriguez

Deja un comentario

Translate »

El contenido de esta información, está protegida por derechos de autor.