ANULAR LA ELECCIÓN. PROLONGAR SU MANDATO

Índice Político

Francisco Rodríguez

En México las instituciones públicas son más frágiles que la choza levantada con paja de la fábula de los tres cochinitos y el lobo. Basta soplarles para que se vengan abajo.

El caso de las instituciones electorales, quizá, sea el más ejemplificativo en estos momentos.

Porque tanto el INE como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación han actuado recientemente sin institucionalidad alguna, en lo referente al adelantadísimo proceso de la sucesión presidencial en el que han incurrido todos los partidos políticos. Igual los oficialistas que los opositores. Sin distinción.

Haga usted de cuenta que han actuado como la ginecoobstetra que dice a su paciente que está embarazada, pero no’más tantito.

Sí, todos los partidos políticos, todos, actúan ya violando la legislación electoral.

El asunto es más grave, empero, en el partido oficial y en las dos rémoras que arrastra…

… porque amén de actuar fuera de los tiempos que marca la ley…

… han desplegado un exorbitante gasto publicitario…

… que hasta la fecha nadie sabe si los recursos para pagarlo…

… provienen de las arcas públicas…

… de los moches…

… o, incluso, del crimen organizado.

Y es que ya en otras ocasiones la delincuencia ha mantenido las campañas de Mario Delgado y Citlalli Hernández para que alcanzaran “a la legalona” la presidencia y secretaría general del Movimiento lopezobradorista y…

… que se sepa, la de Américo Villarreal Junior al gobierno de Tamaulipas…

… aunque debe haber más de este tipo de patrocinios –huachicol, narcotráfico, extorsiones, etc.– en otras campañas…

… como pudiera ser el caso de las que tuvieron efecto en el poniente del territorio nacional en el 2021: Michoacán, Colima, Sinaloa, Sonora, Baja California, entre otras.

Y aunque todo ello sucedió bajo “las narices” de los consejeros del INE y de los magistrados del TEPJF, confirmaron los triunfos electorales de los candidatos de Morena.

Un soplido del lobo feroz, desde Palacio Nacional, los hubiese alcanzado en sus sedes del sur metropolitano y habría echado a tierra sus estipendios y sus otras muchas comodidades y ventajas.

Hoy, de no ser por las honrosas excepciones de Claudia Zavala, en el INE, y de Janine Otálora, en el TEPJF, ambas instituciones ya serían despojos.

Zavala y Otálora aún las sostienen con fuertes cimientos de legalidad y –cosa rara en la política a la mexicana– grandes dosis de sentido común.

Pero aun así…

En ruta hacia la invalidación de las elecciones

Si tuviésemos instituciones electorales de verdad, serias, sólidas, comprometidas con la ciudadanía y no temerosas de los frecuentes arranques viscerales de Andrés Manuel López Obrador…

… todo estaría ya encaminado a la anulación de las elecciones del próximo primer domingo de junio…

… no sólo por el par de razones –tiempos y recursos– expuestas líneas arriba…

… sobre todo por la grosera y reiterada intromisión de AMLO, ya sea a favor de aquellos a quienes peyorativamente llama “corcholatas”…

… también por el golpeteo constante a los opositores…

… especialmente a Xóchitl Gálvez…

… y en menor medida a Santiago Creel.

Si ya en el 2006 aquel otro TEPJF sentenció que el proceso electoral en el que contendieron AMLO y Felipe Calderón estuvo en riesgo por el entrometimiento del deslenguado Vicente Fox con sus ataques y “chachalaqueos” al tabasqueño…

… y entonces ni siquiera estaban reguladas y menos penalizadas ese tipo de intrusiones…

… ¿qué sentenciaría ahora un Tribunal más serio y menos medroso que el que ahora está en funciones?

Fueron López Obrador y sus seguidores de aquel entonces, los perredistas, quienes obligaron a reformar las leyes electorales para que en ellas se plasmara la prohibición expresa de la participación alevosa de las autoridades públicas e, incluso, de la iniciativa privada para no romper la equidad que debe prevalecer en los procesos comiciales.

Hoy es AMLO quien viola lo que propuso, en otro más de sus arranques casi esquizofrénicos.

¿Será que él quiere que se anule la próxima elección?

¿Para qué?

¿Para prolongar su estancia en Palacio Nacional?

Posiblemente sí. Tiene de su lado a las Fuerzas Armadas, a los sicarios del narco y a los menesterosos a quienes han hecho creer que es él quien de su bolsillo les manda unos pesos como pensión.

Entonces, ¿por qué no?

Indicios

Por lo que he escuchado, lo mismo que por lo que he leído, nadie está acusando a López Obrador de ser él quien personalmente atente en contra de la vida de nadie. Lo que sí es evidente, y cualquiera lo puede escuchar y ver, es que con sus peroratas en las matinés, además de la polarización y hasta el enfrentamiento de todos los mexicanos –incluso al seno de las familias– está creando un ambiente de linchamiento en contra de aquellos a quienes descalifica, maltrata y de quienes –¡oh bendita autoflagelación!– dice él que son sus victimarios. Según esto, la oposición cercana a Carlos El Innombrable Salinas de Gortari echó a andar una campaña “muy irresponsable, perversa, de malas entrañas, y riesgosísima; están difundiendo que si le pasa algo a un aspirante a la presidencia va a ser culpa mía… ¿Qué les decimos?: primero, que nosotros no actuamos de manera perversa, que somos partidarios de la doctrina de amor al prójimo… tenemos un gran respaldo de la mayoría de los mexicanos y ofrezco disculpas por decirlo pero es para que se entienda… pero si está muy bien la economía, la situación de bienestar en el pueblo, no hay crisis y estamos enfrentando este problema delicado de la inseguridad, la violencia que lo tenían como bandera porque pensaron que no íbamos a poder, ahora estoy sintiendo una campaña muy sucia, muy perversa, muy inhumana, muy autoritaria, fascista, de mucha maldad, ojalá recapaciten…”, dijo AMLO en su matiné de este martes. ¡Pobre hombre! ¡Pobrecito!, ¿verdad? * * * Ya está escalando el escándalo de los nuevos libros de texto para la enseñanza en primarias y secundarias. Los cuatroteros de la SEP, encabezados por Marx Arriaga y el venezolano chavista Sady Arturo Lozano, los elaboraron sin consultar a expertos en pedagogía, tampoco a maestros y, mucho menos, a paterfamilias. En el modelo ¿educativo? propuesto por la 4T se eliminan los libros para español, matemáticas, ciencias naturales, geografía, biología, salud, historia universal y de México. Los nuevos libros que maestros e investigadores han podido revisar “están plagados de errores”. AMLO no nada más quiere que en México haya una población mayoritariamente pobre, para seguir entregándoles limosnas; también ignorante, pues son más fáciles de manipular. * * * Y finalmente López Obrador y la 4T se hicieron cómplices de la desaparición de los 43 muchachos que estudiaban en la Normal de Ayotzinapa. Nuevamente el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) abandona el país por la cerrazón y negativa de las mal llamadas autoridades de brindarles información. Ángela Buitrago y Carlos Beristain que aún trabajaban en la resolución del caso se van del país, decepcionados, a finales de este julio. * * * El escribidor se suma a las condolencias para la familia de luchador social Alejandro Martí, quien recién pasara a la Eternidad al reencuentro con su hijo, asesinado por policías federales disfrazados de secuestradores. * * * Y por hoy es todo. Le deseo como siempre, ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

indicepolitico@gmail.com

@IndicePolitico

@pacorodriguez

Deja un comentario

Translate »

El contenido de esta información, está protegida por derechos de autor.