¡CUIDADO! EL DIABLO ACECHA

Francisco Rodríguez

ÍNDICE POLÍTICO

Algo feo, muy feo, va a suceder en las próximas dos, quizá tres semanas.

Y ya de nada vale encender veladoras, rezarle al santo, ni flagelarse con un abrigo hecho de nopales.

Los dioses están cansados de nuestra pasividad y auto conmiseración. Ya nos abandonaron a nuestra mala suerte,

Y el diablo lo sabe.

Tiene rato que aquí siempre hemos convivido con el diablo y con sus perversidades…

… casi lo sentimos miembro de nuestra familia…

… nunca se ha ido…

… siempre ha estado tomando café en nuestra sala.

No nos abandona porque siempre hemos vivido en su compañía y a lo mejor nunca nos hemos dado cuenta.

El diablo se disfraza de cacique atrabiliario, poderoso coyote, constructor inmobiliario, burócrata de quinta, señor de horca y cuchillo, dueño de vidas y haciendas, vendepatrias, confesor religioso vendido al mejor postor, fruncionario de la 4T que no sabe ni qué onda, y hasta de periodista taimado, arrastrado y mendaz.

Vivimos en un estado catatónico, influenciados por la confusión e impotencia que provoca la distracción informativa, la ignorancia y nuestra proverbial tradición de pueblo aguantador, expulsor de migrantes, vejado y abandonado.

Por eso pedimos a “las ánimas que no amanezca…”

Para nosotros, pactar con el diablo es lo mismo que pactar con la muerte. Si a esta última la hemos agasajado con la fina cortesía con la que apapachamos a La Catrina, “la huesuda” y la “calaca”, si la inmortalizamos en los grabados de José Guadalupe Posada,‎ si le brindamos…

… su lugar en las festividades de Todos los Santos y en los jolgorios que montamos en los panteones con flores de cempasúchil, sahumerios de eróticos olores y altares de tepejilote, si brindamos hasta el fondo por los muertos de nuestra felicidad, el convivio con el diablo y con la muerte nunca nos ha tomado por sorpresa.

Siempre interactuamos con la mancuerna cuando le pedimos a “las ánimas que no amanezca, porque estoy como quería”, agarrando la jarra con xtabentún, sotol, marrascapache, rascabuche, mezcal o tequila. Nunca han dejado de acompañarnos durante nuestra apretada vida, ni en los momentos miserables de la muerte, cuando empeñamos hasta los retratos de la familia para comprar el cajón y la fosa para enterrar o quemar a nuestros seres queridos en su última morada.

Trabajan para que el diablo salga a hacer su tarea

Y hoy el diablo está más inquieto que nunca. Es su oportunidad.

Porque no sólo dentro de nuestras fronteras, incluso más allá de ellas, la olla de la podredumbre política está ardiendo.

Y todo indica que va a comenzar a derramar sus fétidos líquidos antes de que inicie marzo.

En México, Andrés Manuel López Obrador ha sido su instrumento. El idóneo para estos menesteres de polarización y enfrentamiento de la sociedad.

En ultramar son Putin, Fernández, Xi, Francisco, Biden, Macron, et al…

Todos están listos para invitar al diablo a que abandone los mullidos sillones de casa y haga lo que tiene qué hacer.

En dos semanas.

Máximo en tres.

Indicios

Cobarde. Es el adjetivo que mejor le calza al titular de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard, luego de su vengativo lance en contra de la embajadora Marta Bárcena, quien confirmara lo que se ha dicho en este y otros espacios –incluso en el reciente libro de Mike Pompeo– sobre como las dio sin que siquiera se las pidieran. Y todo por proteger a su amiguito, el dizque empresario y ahora diputado del Verde, Javier López Casarín quien fuera el que iniciara tan ventajoso arreglo para los estadounidenses. Ojalá el llamado canciller aceptara sus errores. Quizá así recuperaría algo de confianza. * * * En el PRI no caben de contento. Superaron con creces al partido oficial en su reunión de cierre de precampaña de la ya candidata a gobernadora Alejandra del Moral, en pleno territorio de su contrincante Delfina Gómez: Texcoco, Estado de México. Y en Coahuila, en elecciones primarias, obtuvieron medio millón de votos para ungir a Manolo Jiménez, mientras el equipo del contrincante morenista se deshacía con la renuncia del valioso coordinador de campaña del señor del sombrero. Algo debe estar haciendo bien Alejandro Alito Moreno, quien hasta ya consiguió que el ”rebelde” Miguel Ángel Osorio acudiera a su cancha. * * * Hay indignación en las redes sociales por el fallecimiento del perro Proteo. “No murió por un derrumbe, no murió en el cumplimiento de su deber, murió por un descuido de la Cancillería mexicana y del Ejército, El perro tenía 10 años. Era un perro adulto, pero no anciano. El perro murió por hipotermia porque no tenían los chalecos suficientes para cubrir a los animales en el clima de Turquía donde hace mucho frío. Y que no digan que no hay recursos, lo que hay es incompetencia y un absurdo mandar un equipo altamente capacitado y perder un integrante así sea un perro en las condiciones en las que se perdió este animal. La Cuarta Transformación es una porquería.” * * * Y en ese tenor, gracias a la práctica cuatrotera de “abrazos, no balazos”, sólo el más reciente fin de semana hubo casi 250 asesinatos en el país. La dupla AMLO-Lucifer, a todo lo que da ¿no cree usted? * * * Por hoy es todo. Gracias por su compañía. Le deseo, como siempre, ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

indicepolitico@gmail.com

@IndicePolitico

@pacorodriguez

Deja un comentario

Translate »

El contenido de esta información, está protegida por derechos de autor.