HABLANDO EN SERIO

Santiago Heyser Beltran

 Galileo, la Iglesia y el PAN Viendo videos de la serie “COSMOS” con Neil DeGrasse Tyson, encontré consejos de los sabios y… similitudes con Galileo y el PAN, ¡perdón!, con Galileo y la Iglesia. Estimado lector, te recomiendo en YouTube: “5 reglas para salir de la ignorancia – Mensaje final Cosmos – A Spacetime Odyssey”, Veamos las reglas: 1.- “Cuestionen la autoridad, ¡ninguna idea es verdadera solo porque alguien más lo dice!,… creer en algo no lo hace verdadero”. Solo cuestionando las “verdades” de hoy, podremos avanzar para encontrar las respuestas de mañana, base del conocimiento, del desarrollo de la humanidad y de la ciencia.

Uno de los pilares del conocimiento de la humanidad fue Galileo Galilei, pero, se topó con una época de oscurantismo eclesial y de un inmoral poder religioso que en contra de la razón y las pruebas aportadas por Galileo, impuso sus mentirosos dogmas amenazándolo y encerrándolo, de ahí que Galileo expresara: “Esos grandes personajes (maestros y clérigos de su época) que argumentan conocer la verdad, no llegan a encontrarla nunca y me ponen enfermo”… Lo mismo me pasa con algunos militantes panistas; no tengo duda, Marko Cortes, Creel, Fox y otros de esa camarilla son tóxicos para Acción Nacional y para México, su alianza con el PRI y con Alito Moreno (una porquería de persona y de político, en mi opinión), desdibuja y mancha al partido fundado por Gómez Morín y lo hace cargar, mediante una asociación contra natura, con la corrupción de décadas de “dictablanda” y corrupción priista, prostituyendo así los valores y principios fundacionales éticos, morales y democráticos que hacen del partido azul una opción para rescatar a México en el 2024, y si hoy ya fuera tarde, en el 2030 es posible. Esta verdad me ha confrontado con compañeros y amigos panistas, quienes, al igual que los clérigos de la época de Galileo, no abren los ojos porque no quieren ver o se sienten cómodos o les conviene a través de componendas, prebendas y canonjías no razonar y creer en su “líder” y sus “verdades” sin ver la autodestrucción. 2.- “Piensen por sí mismos; cuestiónense a sí mismos, no crean en algo solo porque quieren creer”. Creer en algo no lo hace verdadero. Amigos panistas, nada hay más toxico para el desarrollo personal y del intelecto que solo creer y obedecer. La ropa sucia no se lava en casa y en la política y el gobierno, la ropa sucia debe exponerse al sol para limpiarla. 3.- “Prueben sus ideas por medio de la evidencia”. Si al probar o verificar sus ideas estás no son válidas o no son verdad, simplemente ¡están equivocadas!, vuelvan a plantearse los cuestionamientos y busquen nuevas respuestas. 4.-“Sigan la evidencia hasta donde esta les lleve”, si no tienes evidencia, resérvate tu juicio. Prueben sus ideas y verdades, investiguen, comparen, validen. Hay muchas formas de comprobar sus ideas y lo dicho por los supuestos “líderes”, por ejemplo, tomando una muestra actual: Ver el tipo de “leyes” que pretenden imponer para preservar su “liderazgo” y perpetuarse en el control de los partidos. 5.- “La verdad nos pertenece a todos, no podemos dejarla en manos de unas personas poderosas”. Tú y cada uno somos importantes y seres pensantes. Al igual que en una democracia sana cada voto cuenta, en el entorno intelectual cada idea tiene un valor y cada persona puede y debe tener ideas y validarlas, sean propias o ajenas. Conclusión: “Estos valores y estas ideas, debilitan el atractivo del fanatismo y de la ignorancia”, espero no ser crucificado por exponerlos… Propuesta azul: a riesgo de ser repetitivo, amigos panistas, el único camino que se me ocurre para rescatar a México sin prostituirse con asociaciones contra natura es: ¡Sin alianzas!, gobernar de ya con los valores y principios fundacionales éticos, morales y democráticos de Acción Nacional y bajo los principios de la Doctrina Social de la Iglesia Católica plasmados en sus encíclicas: Rerum Novarum, Quadragésimo Anno y Mater et Magistra. Obvio, eso requeriría abrir la dirigencia a nuevos cuadros y el llevar a cabo procesos democráticos dentro del partido para seleccionar a sus candidatos para el 2024, evitando la tentación del dedazo; lo sé, todo tiene un costo, incluido el hacer del PAN una alternativa para reconstruir a México…

¡Así de sencillo!

Un saludo, una reflexión.

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un comentario

Translate »

El contenido de esta información, está protegida por derechos de autor.