¿Cuál es el futuro político inmediato?

G. Saúl García Cornejo

La línea ya es difusa. Y todavía falta ver lo que vaya a ocurrir en 2024, aunque como vemos hay una lucha interna en MORENA, ya no se diga en los otros “partidos” (Qué son fiel definición: “Dividido, fraccionado en dos o más partes”, sin considerar otras acepciones que, hay varias).

¿Por qué apostar al dislate? Eso de las encuestas no es un método fidedigno, no como se ha manejado, con dedazo a modo. Y peor, cuando se “selecciona” a una persona impresentable. No tiene caso señalar lo que es notorio, lo que equivale a que no se requiere demostrar. Ya pasó en Guerrero, ahora en Coahuila y Edomex. En fin. El compromiso cupular derriba al interés ciudadano, por más que se diga lo contrario.

Luego, se pretende apuntalar con aquello de la “fidelidad, de la lealtad política”, para que no muevan el tapete de quien haya salido ungido. Y vaya pues, sí es requerida la nobleza de miras, sin embargo, esa “cosa” no es digerida en la política a la mexicana y no es privativo del actual régimen, no, es ya consuetudinario. Pero entonces, gran culpa tenemos los ciudadanos al dejar correr esa tira.

Si analizáramos al menos los últimos cien años de la política, es la misma gata transformadora o de cambio o de transición, al caso resulta lo mismo. Y peor, si hiciéramos una comparación con otros lares, con otros puntos geopolíticos que están allende las fronteras mexicanas. Incluso, desde la “conquista española” es el mismo estilo, con diferencias marcadas, pero sustancialmente se trata de explotación, de engaño, de abusos, de raterías, de sangrar con impuestos, con beneficios de una élite, de una enraizada corrupción y -¡Uf!- paremos de contar, si no, nos asfixiamos más.

Si hablamos de los emprendedores, se topan con un sólido muro de requisitos con todo y la “facilidad en trámites”, de corrupción oficial, y no se diga si tienen sus inventos o innovaciones, o se las plagian, o no se las registran. Si nos referimos a la clase trabajadora, pues tienen salarios de hambre, seguridad social de pacotilla y altamente corrupta, sin opciones de capacitación o adiestramiento. Si pensamos en los estudiantes, igual y en gran contradicción por aquello de la facilidad de disposición de allegarse información, se topan con programas de estudios que no enseñan a vivir mejor, que no proporcionan mejores salarios y en caso de querer seguir aprendiendo en algún postgrado, pues ni hablar cuesta un “ojo de la cara”. Y qué decir de los profesores, con sueldos muy por debajo de los costos económicos para vivir, y limitados igual que sus estudiantes, desde luego en ambos casos, con honrosas excepciones. Y de los políticos profesionales, ni hablar son un caso perdido, aunque no para ellos pues se unen para desangrar a un de por sí anémico pueblo –en todos sentidos-. Y sí, desde la colonia española es la misma gata.

Pensemos en los EUA, que llegaron tarde los ingleses a la era de la colonización, que intentaron aplicar el método de Cortés y claro, les falló –allá no había la riqueza natural y mineral de acá, entre otras diferencias geográficas y climáticas, incluso, de temperamento de los indígenas-, pero finalmente a fuerza luego de los propios colonos, fueron transitando a una etapa hasta cierto punto, democrática. Al grado de que sus sistema de gobierno y división política, fue ejemplo, para México, sin tocar por ahora, otra visión, la de Sudamérica con Bolívar.

Es interesante analizar, por más que sea notorio, que en EUA, por ejemplo, los emprendedores, inventores o empresarios, en lugar de ser obstaculizados por un sistema altamente corrupto, fueron apoyados por una desbordada empresa: La banca mercantil. Mientras en México, la banca siempre apoya a políticos, y empresarios casados con el sistema y las élites sociales, nunca apoyan al inventor, o al emprendedor –menos cuando suponen sean competencia para los empresarios o políticos negociantes de turno-; ello ha impedido el progreso económico y apuntalado el sistema corrupto. Un ejemplo notorio y todavía actual, es el empresario Slim, que creció sí, gracias a su talento, pero que sin el sistema corrupto no lo hubiera logrado al grado en que ha llegado, incluso, en EUA intentó hacerlo, fracasó dado que allá, sí opera la Ley y el Orden, la prueba es que perdió su intento monopolizador en un juicio y fue multado con muchos millones de dólares.    

En política pasa lo mismo, en la modesta comparación. ¿Creen que haya cambiado sustancialmente esa situación, ahora en México? Todo indica que aquí no se quiere desde la élite gobernante y económica, que el mexicano logre superar su crisis, más por el contrario, se les mantiene sojuzgados y en la pobreza. Mientras en EUA, la clase media tiene fuerza política y logra equilibrar la balanza política, aquí y ahora, se le combate desde todos los flancos para destruirla. No piensen que creo que todo en EUA es mejor, no. Sólo son los hechos y quien podrá demostrar que en el vecino país del Norte, no tienen un nivel de vida mejor que aquí. No necesitamos voltear a Dinamarca o Noruega, sí el vecino es una muestra. Una prueba fehaciente, son nuestros pobres hermanos pobres, que se la juegan de verdad, y emigran para buscar lo que aquí no hay. Y con gran cinismo oficial les dicen hoy: “Héroes anónimos”, en el colmo de la desvergüenza, pues el régimen actual y los otros pasados no resuelven la desigualdad de oportunidades, los míseros salarios –con todo y sus “aumentos históricos”, otra falacia por debajo de la inflación- la mala oferta educativa y para variar la inseguridad pública. Se sabe que este fin de año 2022, hubo muchos asaltos a los paisanos que vienen a México, y el Estado poco o nada hizo para prevenir y evitar tales descalabros. Mientras el “tlatoani” venido a menos, se la pasa en otros asuntos como la impresentable –otra más- ministra Yasmín y los contratos directos millonarios para su esposo. Eso sí, siguen las “mañaneras” que no se sabe cuánto cuestan. Es lo que hay, eso es México.

¿Qué opinan?

Deja un comentario

Translate »

El contenido de esta información, está protegida por derechos de autor.