EL “SUBMUNDO” DE LA OPINIÓN.

G. Saúl García Cornejo.

Estimados lectores -sin importar género-, no es casual o anecdótico, un hecho, hoy cualquiera puede expresarse y también, informarse. Sin entrar en peteneras de la clase de expresión o fuente de información, pues hay de todo. El punto es que la facilidad de acceso tecnológico, incluso desde un dispositivo pequeño y móvil, las personas buscan, leen, oyen, y, opinan al respecto.

Esa situación, no hay que dejar de ver, que puede tener riesgos a veces sin intención o inesperados. Sin embargo, es lo que hay, sé da en forma cotidiana. Hay quien dice, no sin cierta razón, que puede llegar a constituir, un “vicio”, sin menospreciar a lo que pueda producirles una “fobia”.

Y entran todos los temas o tópicos existentes, produciendo más expectación, interés o rechazo, los que están al alcance de un dedo, de una mirada fugaz, de una postura política, sobre el arte, sobre los Derechos, incluidos, claro, los animales no “racionales” y la naturaleza. Sin que ello, de mi parte, sea minimizando, sólo son los hechos.

Como saben, está otra vez en boga el tema de la “fiesta brava”, y por supuesto, existe legislación que la regula y permite, así, al igual, al menos en el intento, suprimirle, aunque sin dejarla fuera de una cultura popular (Dicen que, para eso, hay que crear, por ejemplo, museos. Y no sé, pero me acordé del “Panteón Taurino”, en León, lugar de esparcimiento parroquiano-etílico-botanero, ojalá, permanezca no sólo en el imaginario).

Hay organizaciones civiles, de apoyo o repudio a la Tauromaquia, como un arte, o una vergüenza humana. Y en el segundo sentido, surge una agrupación de jóvenes que andan recabando firmas, con el objetivo de llegar a 35 mil -no sé por qué el tope- y llevar al Congreso Legislativo de Edomex y ciudad de México, su propuesta-reclamo. En su argumentación señalan que sí a quienes maltratan o quitan la vida a los canes, son procesados y en su caso, condenados… ¿Qué pasa con los toreros? ¿Por qué ellos no son sancionados? Aunque hay obvia respuesta: Los toreros no violan la Ley, aunque, sí hay maltrato a los toros. Ese es el dilema. Hace muchos años, en Portugal, hallaron una solución: Los forcados, una práctica en la que no se mata al noble y bravío animal. Y que tal práctica ya se usa en otros países.

Sí tienen ustedes la curiosidad de indagar el significado de “forcados”, que, en portugués de manera literal, sería como “ahorcados”, no tiene ninguna relación con el arte de dominar al toro. Más bien, se trata de una adaptación como un neologismo, al español o castellano, del portugués, que finalmente, es una lengua hermana con mucha cercanía. Y en España, se adopta como en su fuente primaria lingüística: “Forzados”, que proviene de la fuerza física, pero con la ayuda de una “forquilla”, un palo largo con punta de horquilla. No entro en detalle. Pero, como todo, las costumbres cambian con el tiempo. Y sí en un inicio, los forcados (Forzudos, sería lo correcto), usaban la “forquilla”, cuestionable por varias razones, entre ellas el maltrato, ya no se usa el dicho palo y los valerosos o locos, que juegan esa suerte, lo hacen de frente y agrupados en una fila que amortigua el golpe de la cabeza del astado, claro, quitando antes la punta a los cuernos para aminorar el riesgo. Finalmente, para los defensores del animal, por un lado, y detractores de los diestros taurinos, será igual: Maltrato que debe acabar (Del animal cuadrúpedo, claro).

Aunque, debo decir, que más llamó mi atención la enjundia de esos jóvenes que, invierten numerario y tiempo, en su objetivo. Y ya saben ustedes que casi todo, por decir lo menos, es que lo traslado a la política, porque la política ha pesar de todo, es lo que hay. No porque esté de acuerdo en el maltrato de cualquier animal bípedo o de cuantas patas posea, sino el hecho de que sí es posible que la gente se organice. Faltaría el impacto o la importancia del fin, pero el medio, sigue siendo hoy, ideal.

¿Cuánto falta para que los ciudadanos, pasemos a la acción y nos organicemos para exigir los cambios que requerimos? No basta y ya saben que siempre es asunto de oportunidad y, peor, de demagogia, que los políticos -profesionales o improvisados que no faltan- digan en tiempos electorales qué, si es necesario, voltean el mundo al revés. En fin.

Y el dilema es álgido: Cómo lograr éxito y cambios derivados de la exigencia ciudadana. ¿Los Partidos o sus alianzas? Si lo Partidos Políticos hace mucho perdieron frescura, peor, credibilidad, rumbo ciudadano, no parecen opción racional. Las alianzas hoy, algunas impensables ayer, no crean oportunidad civil, sino para una serie de “conversos” que, al menor guiño, patean a sus progenitores (En lo político, eh), gentes que buscan sólo su acomodo personal, sin brújula cívica; (El vulgo les llama suavemente “chapulines”, y otros más drásticos, les dicen, “chaqueteros”). Vaya pues. Y los que se autodenominan “independientes” y quieren que creamos que son huérfanos de Partido, tampoco, hasta hoy, convencen.

Dirán algunos, entonces, no hay respuesta. Sí la hay, la organización sin partidos, la no gubernamental o dependiendo de eso. La sociedad las identifica ya como “ONG’S. Falta mucho que caminar, pero ya hay primeros pasos, por más que desde Palacio Nacional, se tenga la supina idea que con diatriba, con mentiras, con falsedades, o en algunos casos, quitando apoyo presupuestal, las acaban, pues ya se ve que no.

Una organización de reciente hechura, aquí en Celaya, Guanajuato, y que me honra pertenecer, es: “Movilidad con Futuro”, originalmente pensada sólo en relación al asunto y problemática de movilidad que ocasionan las vías del tren y el propio carromato, pero que va tomando más espacios y temas, con la intención de fortalecer, incluso, rehacer el sentido ciudadano de participación e intervenir en su momento, en esos asuntos que hoy, ni siquiera son tema de campaña. En fin.

¿Juntar firmas para empezar con tal o cuál exigencia cívica? Puede ser una manera. Hoy, hay diversas plataformas ad hoc.

Los sábados a las 11.15 am, tenemos exposición de ideas, de reflexiones y algunas soluciones viables a nuestros asuntos más urgentes, sin ningún ánimo partidista, ni buscando más allá, precisamente de abrir el diálogo y la participación, con los “otros”, los políticos y funcionarios, desde la palestra cívica. Igual, entrevistamos gentes de relevancia profesional, política, religiosa, social y cultural. Los esperamos por https://www.facebook.mx/MovilidadconFuturo/, en vivo la mayoría de veces, otras por razones prácticas en programas pregrabados.

¿Qué opinan ORTOGRAFÍA

Deja un comentario

Translate »