AMLO “EL BOTICARIO”. MAGO, ¡MAGAZO!

Índice Político

Francisco Rodríguez

¡Qué bárbaro! ¡Qué bruto! ¡Ni Merlín! ¡Ni mucho menos Nostradamus tuvo las dotes adivinatorias del señor Andrés Manuel López Obrador!

¡Qué bárbaro! ¡Qué bruto!

Ni la CIA, ni la KGB, tampoco la Mossad y ni siquiera la británica MI6 tienen los recursos suficientes para adentrarse en las mentes de “los de arriba” quienes, según AMLO, él se enteró que postularán a la hidalguense Xóchitl Gálvez como la contraparte a la candidata de Morena, Claudia Sheinbaum.

¡Qué bárbaro! ¡Qué bruto!

Sus muy confiables informantes tenían ya casi una semana de leer en diarios y revistas, de escuchar en prácticamente toooodos los noticieros de radio y televisión el nombre de la senadora a la que negó acceso a Palacio Nacional…

… y prestos corrieron a decirle el nombre del personaje de quien toooodos ya sabíamos, dijo él.

Un acto de adivinación muy similar, aunque de mucho menor calidad, como aquellos que bien desempeñaba el comediante Beto El Boticario para un auditorio bobo y embobado como el de las matinés palaciegas.

¡Mago! ¡Magazo! Nuestro Presidente de la República, quien en la matiné de este lunes “reveló –tal y como había anunciado hace una semana– que la candidata de lo que él llama bloque conservador será Xóchitl Gálvez…

… de paso aseguró que Claudio X González –uno de los sujetos de sus más oscuras obsesiones– hizo la consulta para que ella represente a lo que él sigue llamando “mafia del poder”…

Y que “fue un proceso de consulta de arriba, de los que no dan la cara, pero sí aportan dinero para las campañas…

… y que “consultó también con los medios, con los intelectuales…

… y que “por eso algunos que ya se dieron cuenta están declinando porque no quieren ser comparsa, y por qué deciden a favor de la señora Xóchitl…

… y que es “porque ellos suponen que, si nació en un pueblo, va a tener el apoyo del pueblo y además es parte de ellos…

… y que “Xóchitl trabajó con (Vicente) Fox, (porque) fue directora del Instituto Indigenista…

… y que “la única elección que ha ganado fue la de jefa delegacional en Miguel Hidalgo, que es donde viven los más ricos.

Y remató su acto de magazo:

“Ya cumplí, eh, no vayan a decir que no. Lo único que se está haciendo es defender a un grupo de poder creado…”

¡Qué bárbaro! ¡Qué bruto!, ¿verdad?

Sus dotes adivinatorias son, como él que también sólo ha ganado una sola elección, irrepetibles, ¡incomparables!

¿A poco no se parece a Beto el Boticario?

Chano & Chong

— ¡Quiúbo Chano!

— ¡Quiúbo Chong! ¿Oye tú, quesque es cierto que ya te juites del PRI?

— Sí, Chano. Y me juí, pero no solo.

— ¿Con quén te juites, Chong?

— ¡Me juí con Nuvia… con Claudia… con Eruviel!

— No, pos sí, Chong. ¿Te juites, te juyites o te juyeron?

— No. Yo solititito me jui de ese partido que traiciona.

— ¿Y onde vas ‘ora que más valgas, Chong?

— A ningún otro partido… todavía.

— Mmmm. No sé porque no te creyo nadita, nadita Chong. Tú nunca das paso sin huarache. Y siempre los tráis nuevitos, nuevitos, porque a leguas se nota que tienes mucha lana, muchas tierras, mucho ganado… ¿Y esa Claudia quén es?

— Ruiz Massieu, Chano. Ruiz Massieu.

— ¡Ah!, la hija del asesinado por su cuñado Raúl, la sobrina de El Innombrable, ¿verdá, Chong?

— Esa merita, Chano. ¡Esa mera!

— Pos menuda joya te llevas, Chong. Si nunca ha ganado una elección. Y las perdió todas cuando encabezó al PRI. Siempre ha sido plurinominal, ¿verdá? ¿Y la tal Nuvia, quén es? Esa sí ni me suena.

— Mi leal escudera, Chano. Me sigue como perro fiel en todo. Desde que asaltamos el erario hidalguense, perdón, desde que gobernamos Hidalgo, hasta las transas en la Secretaría de Gobernación.

— ¿Ese es su mérito, Chong? ¿Namás por eso?

— Y Eruviel Ávila. También se va conmigo, Chano.

— ¿El de las chapitas colorás? ¿Ese? No sirve pa’nada Chong.

— Como no, Chano. ¡Como no! ¡Los cuatro vamos a acabar con el PRI!

— ¡Uuuuuuu! ¡Uuuuuu!

Indicios

Ya en serio. Si Miguel Ángel Osorio Chong pensó que su defección al Revolucionario Institucional crearía una cascada de renuncias entre su militancia, se equivocó. Solo lo siguen aquellos pocos a quienes en algún momento favoreció y que, por tal, fueron chantajeados y obligados a salir por la puerta de atrás. Su “gran influencia” no rebasa los límites del estado de Hidalgo. Pero la soberbia le ganó. Flor de un día, en los medios sólo sirvió para recordar su poco claro pasado lleno de fraudes al erario y traiciones, muchas traiciones. Como la actual, que se da en el marco de unidad que buscan los opositores a AMLO. Si de culpar a una persona de las consecutivas derrotas del tricolor de 2018 a la fecha ese es Enrique Peña Nieto, de cuyo gabinete formó parte El Chino, no a Alejandro Alito Moreno, quien ha tenido que bregar con la escasa militancia y el mucho desprestigio que le dejó la tolucopachucracia. * * * No obstante, a los críticos de Osorio Chong les ha faltado consignar que el personaje fue el Z1 durante su sexenio como gobernador. Inventó retenes solo en Pachuca. Se decía que los había mandado a colocar para proteger al Lazcas, Heriberto Lazcano –narcotraficante, exmilitar y terrorista mexicano, se le conoció por liderar al grupo criminal Los Zetas, ex grupo armado del Cártel del Golfo. Hasta la fecha de su muerte fue considerado el segundo narcotraficante más buscado de México, de acuerdo con la Wikipedia— y, casualmente, suspendieron dichos retenes al día siguiente de que Osorio terminara su administración. El Lazcas construyó una iglesia a escasos metros del batallón en Pachuca, así como mausoleos para sus familiares. * * * Cada vez más enojado, López Obrador se salió ayer de sus casillas cuando el reportero Rafael Ramírez, uno de los pocos “de a deveras” que asisten a las matinés, lo interrogó sobre la homilía dominical del obispo de Apatzingán Cristóbal Ascencio, quien criticó que. en lugar de festejo por los cinco años de fracasos de la Cuarta Transformación, debió haber decretado cuando menos un día de luto nacional por los más de 150 mil muertos –Hipólito Mora, entre ellos– a manos de la delincuencia. AMLO también se lanzó en contra del diario en el que se desempeña el periodista, El Sol de México, donde también orgullosamente se desempeñó el escribidor contando siempre con el apoyo del entrañable Mario Vázquez Raña, que en paz descanse. * * * ¡Qué casualidad! No existe ningún detenido por la policía a cargo de Omar García Harfuch que no lleve su bolsita de droga, justo con la cantidad que se requiere para quedar tras las rejas. Si no es adicto, se le aplica el delito “para distribución con fines de venta”. ¡Ah! Y un arma, preferentemente de las consideradas “de uso exclusivo del ejército”, ya que sumados ambos delitos no alcanzan fianza. Y con lo que respecta a la fiscal a modo Ernestina Godoy, en cualquiera de los casos también siembran droga y armas, como en los tres últimos cateos dados a conocer –debe haber más–, el mismo modus operandi: siembran drogas y armas. Y para darle el toque final, al estilo 4T, ¡a robar! ¡Botín de guerra! * * * ¿A poco las certificaciones a los hospitales del gobierno serán ahora a criterio del Presidente que todo lo ve, que todo lo escucha, que todo lo imagina? El Hospital Central Militar, apenas en el sexenio de Enrique Peña Nieto, era el único del sector salud que contaba con certificado de hospital de calidad. Hoy ni medicinas tiene. Dicha certificación tenía duración de tres años. Muchas han sido las instalaciones del IMSS, del ISSSTE, de Salud que la han perdido ¡por falta de presupuesto!, pues los recursos han sido desviados a obras faraónicas, inútiles, para tratar de llenar los enormes huecos en el ego de López Obrador. La certificación cuesta. Hay que invertir en la actualización de médicos y personal, de equipos, de medicinas, programas etc. * * * ¡Cumplió! Santiago Creel ya se inscribió en el proceso para seleccionar a quien el Frente opositor podría abanderar para alcanzar la Primera Magistratura. Sobra decir que Creel es “el candidato cómodo”, el que le encantaría a AMLO. * * * También Xóchitl Gálvez ya se anotó en la lista y entregó toda la documentación que se le requería. * * * Sigue la violencia en todo el país. Ahora, fusilamientos. Y en las matinés de Palacio Nacional el espectáculo mágico-político-cómico-literario-musical sigue centrado en lo electoral, a ciencia y paciencia del INE de la 4T. * * * Un amigo me recordó apenas una frase del gran Carlos Monsiváis que, mutatis mutandi, reza: hubo un tiempo en el que se necesitaba valor para criticar al PRI; hoy se requiere valor para defenderlo. * * * Por hoy es todo. Le deseo, como siempre, ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

indicepolitico@gmail.com

@IndicePolitico

@pacorodriguez

Deja un comentario

Translate »

El contenido de esta información, está protegida por derechos de autor.