EN SALVATIERRA PERDURA LA COSTUMBRE DE LOS ALTARES DE LA VIRGEN DOLOROSA


EN SALVATIERRA PERDURA LA COSTUMBRE DE LOS ALTARES DE LA VIRGEN DOLOROSA

En Salvatierra, ubicado en el estado de Guanajuato, México, perdura una hermosa tradición que cada año reúne a familias para honrar a la Virgen de los Dolores. A través de los años, esta costumbre ha sido un vínculo vital no solo para la comunidad local, sino también para aquellos que vienen de otras regiones a participar en este emotivo evento.

La elaboración de los tradicionales altares dedicados a la Virgen de los Dolores ha sido una práctica arraigada en esta región, mostrando la devoción y el apego hacia esta figura religiosa. En estos altares, se colocan con cuidado imágenes y decoraciones que reflejan la pasión y el dolor de la Virgen María, en su papel como madre de Jesús.

Hernández Solvena, originario del noreste de Guanajuato, comparte su experiencia con esta tradición: «Nosotros nos dedicamos a lo que es el tejido de palma del Domingo de Ramos. Llevo aproximadamente 25 años viniendo para acá y del tiempo que hemos estado viniendo para acá, pues nunca nos han tratado mal los habitantes de Salvatierra. Nos brindan su apoyo y cariño y nos han respaldado en la artesanía de la palma.»

Para Said Velázquez Moreno, también nativo de Salvatierra, este evento es una oportunidad para mantener viva la memoria de sus seres queridos y las costumbres familiares. «En esta ocasión estamos colocando la imagen de la Virgen de los Dolores, como cada año, como ya es costumbre en nuestra familia. Mi abuelita era la que acostumbraba a poner su altar con escenas bíblicas, pero ya actualmente por falta de tiempo y manos, solo colocamos la imagen de la virgen como representación.»

La colaboración y el apoyo de las autoridades locales también son destacables en esta tradición. Según los testimonios recogidos, el municipio de Salvatierra ha brindado facilidades para la realización de estos altares, proporcionando espacios en las parroquias y capillas del área. «El trato que nos ha dado el municipio y fiscalización aquí en Salvatierra ha sido muy bueno porque nos dejan los espacios de las parroquias o capillas que se encuentran aquí en el mismo municipio», afirma Hernández Solvena.

Sin embargo, existe una condición impuesta por las autoridades municipales: no ocupar espacios que obstaculicen el paso peatonal o vehicular. Esta medida busca garantizar la seguridad y comodidad de los habitantes y visitantes durante la celebración de esta tradición religiosa.

En conclusión, la costumbre de los altares dedicados a la Virgen de los Dolores continúa siendo un símbolo de fe y unidad en Salvatierra, Guanajuato. A través de la colaboración comunitaria y el respeto hacia las normativas municipales, esta tradición perdura, transmitiendo valores de devoción, solidaridad y respeto por la herencia cultural.

Deja un comentario

Translate »