DIEGO SINHUE Y GRUPO PACHUCA: UNA “FINTA” MILLONARIA

Gobierno y emporio futbolístico esconden por dos años préstamo de 230 millones para compra de estadio y el empresario Jesús Martínez Patiño lo revela “casual”, en entrevista televisiva, para amainar tormenta mediática


Con información de Carmen Pizano

¿Indiscreción o maniobra?

Un día antes de que se publicara una investigación periodística sobre uno de los secretos mejor guardados de la administración de Diego Sinhue Rodríguez, su beneficiario directo la dio a conocer en un programa deportivo de gran audiencia a nivel nacional: el préstamo de dinero público para comprar el Estadio León.

El veterano empresario deportivo Jesús Martínez Patiño, cuyo imperio futbolístico creció a la sombra de cuatro gobernadores hidalguenses de rancia raigambre priista, reconoció ante el periodista José Ramón Fernández lo que en Guanajuato nunca se había revelado: que el gobernador panista de Guanajuato acudió a su rescate apenas 3 días después de haber pedido un “apoyo económico recuperable” de 230 millones de pesos.

El otorgamiento del préstamo fue en una condición inmejorable, nueve años de plazo con un interés anual sobre saldos insolutos del 6 por ciento o el equivalente a la inflación anual, a la recién constituida empresa Fieracapital Inmobiliaria, para facilitar la compra del estadio León a particulares que se hicieron del bien en un juicio.

Jesús Martínez Murguía, Jesús Martínez Patiño y Diego Sinhue Rodríguez.


Fieracapital, empresa propiedad de los mismos dueños del consorcio que administra el club de fútbol León, fue constituida y dada de alta fiscalmente el 11 de junio de 2021, ante el notario público, Luis Mariano Hernández Aguado, cercano al gobernador Diego Sinhue Rodríguez desde que fue su jefe y mentor en la notaría pública 27.

Un mes después, el 12 de julio, la empresa enviaba un escrito a la Secretaría de Gobierno del Estado, ocupada por Libia Denisse García, para solicitar “un apoyo financiero recuperable por la cantidad de 230 millones de pesos” para completar el precio de compraventa del estadio León.

A los tres días de su petición, el 15 de julio, Fieracapital recibió de forma exprés el crédito solicitado, el cual se formalizó en la misma notaría de Hernández Aguado.

Ese mismo día se realizó la operación de compraventa del estadio por parte de Fieracapital a Club Social y Deportivo León, la sociedad de Héctor González y Roberto Zermeño que se adjudicó el estadio en un juicio debido a las fallas jurídicas generadas por la deficiente extinción de un fideicomiso municipal. El importe pactado de la operación fue de 410 millones de pesos.

https://www.scribd.com/embeds/644117503/content?start_page=1&view_mode=scroll&access_key=key-2wn7CAczC66PRuME4lIX

En su momento no hubo explicaciones, ceremonia ni boletines oficiales. Normalmente, las noticias relacionadas con el club León son aprovechadas por los funcionarios públicos para cobijarse con la popularidad del tradicional equipo. Así lo hizo el exgobernador Miguel Márquez cuando favoreció al mismo club con la venta de un terreno a plazos para la construcción de un nuevo estadio, proyecto que ya fue pospuesto.

Jesús Martínez Patiño, presidente de Grupo Pachuca.


No fue así en julio de 2021, cuando la operación se realizó en sigilo. Fue el subsecretario de finanzas Edmundo Alaín Soto Torres, en ausencia del secretario Héctor Salgado Banda, quien firmó la entrega de un “apoyo económico recuperable” por la cantidad de 230 millones de pesos.

La transferencia se hizo desde una cuenta bancaria del gobierno estatal, sin embargo, queda en duda la partida de la cual fue tomada y el concepto de inscripción en la cuenta pública respectiva.

Investigación periodística y control de daños

El trabajo de investigación de un equipo de periodistas del diario A.M. a lo largo de varias semanas logró obtener los documentos mediante los cuales se formalizó el “apoyo recuperable” del gobierno a Grupo Pachuca a través de Fiera Capital.

En ese lapso, confirman los reporteros, se dieron repetidas consultas con funcionarios de gobierno de las áreas de comunicación y de finanzas, para precisar detalles y contrastar versiones.

Por eso resultó una sorpresa la “indiscreción” de Martínez Patiño en el popular programa deportivo Fútbol Picante, que conduce José Ramón Fernández, cuando se encontraban en vísperas de la publicación. El equipo del diario leonés no descarta una maniobra desde el gobierno para realizar un “control de daños” de la publicación sobre el préstamo.

La relación entre Grupo Pachuca y el veterano comentarista está afianzada por la designación de su hijo, José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo, como vicepresidente corporativo de medios de Grupo Pachuca, que abarca los equipos Real Oviedo, Everton, Pachuca y León, desde julio de 2022, aunque ya desde años atrás desempeñaba tareas de vocería y relaciones públicas.

Funcionarios: contradicciones

Funcionarios del gobierno estatal dieron dos explicaciones distintas a los reporteros de AM: primero que el dinero correspondía al “paquete de anticipos de participaciones a municipios”; después que provino de “ahorros de varios años”.

Finalmente, el gobernador Diego Sinhue aseguró que fueron apoyos otorgados a través de Fondos Guanajuato: “por la pandemia venía de una situación económica complicada, con la coyuntura de que se había perdido el estadio en un juicio y con todo ello la afición se estaba quedando sin fútbol”.


Las contradicciones en la explicación y la secrecía guardada durante casi dos años para abordar el tema, generaron críticas de partidos de oposición. Sin embargo, la maniobra entre el gobierno y el equipo fue respaldada por dirigentes empresariales como Luis Gerardo González y Héctor Rodríguez que incluso dispensaron la opacidad en aras del objetivo de mantener un equipo de fútbol local con buen nivel competitivo.

El ocultamiento no fue el único problema, la operación también debió de ser ajustada debido a una garantía mal otorgada que se les escapó al acreedor y a su notario.

Una garantía con gravamen

El primer convenio estableció como una de las garantías del préstamo el terreno de 12.5 hectáreas, denominado Ángeles y Medina, ubicado en el boulevard Francisco Villa, el cual aún adeuda la empresa Fuerza Deportiva del Club León, al gobierno del estado. Cuando lo vendió en 2018 el gobernador Miguel Márquez -en otra operación opaca-, estaba destinado a la construcción de un nuevo estadio que se ha quedado solo en los planos.

, Jesús Martínez Patiño y Miguel Márquez, ex gobernador de Guanajuato.


Nadie reparó en ese detalle, incluyendo al notario Hernández Aguado. Fue hasta el 18 de enero de 2022, seis meses después del préstamo, que se modificó la garantía para sustituir el predio Ángeles y Medina, por el cual se adeudan todavía 140 millones de pesos al gobierno estatal, por terrenos ubicados en Pachuca, lugar de origen de los inversionistas de las empresas Fieracapital y Fuerza Deportiva del Club León.

https://www.scribd.com/embeds/644117531/content?start_page=1&view_mode=scroll&access_key=key-gb4dvya5j0j7TWUlPkeY

León, finanzas delicadas por acumulación inmobiliaria

En la misma entrevista en el espacio de ESPN, el dueño del Pachuca y el León defendió la cuestionada multipropiedad por la posibilidad de transferir recursos entre equipos, asegurando que el Club León “está en una situación financiera muy delicada”

Jesús Martínez Patiño agregó que en los últimos cinco años ha sido Grupo Pachuca quien ha sacado adelante las finanzas de León: “con recursos del Pachuca y del Everton hemos podido mantener al Club Esmeralda”, dijo sin entrar en detalles.

El estadio León vive llenos constantes y los precios de acceso no son precisamente económicos. En los cinco años de que habla el presidente del Pachuca, las inversiones del León se han multiplicado con al menos tres predios de alta plusvalía: el terreno en Ángeles y Medina; el estadio y predios aledaños y La Esmeralda un terreno localizado en Lagos de Moreno. Si bien los pasivos son fuertes y pueden gravar el gasto corriente, a largo plazo constituyen inversiones de alta rentabilidad.

Los aficionados, el pretexto del PAN

«Tenemos que reflexionar: hay 5 millones de aficionados al equipo León. Era un tema muy importante de atender, un tema del impacto social, de impacto económico», defendió el diputado panista Víctor Zanella Huerta desde la tribuna del Congreso local después de que la fracción de Morena reclamó por el préstamo que dio el Gobierno de Guanajuato a la empresa de Jesús Martínez para comprar el Nou Camp.

El tema encendió el debate en la tribuna del Congreso el pasado jueves 4 de mayo.

Sin embargo, el diputado fue incapaz de explicar el velo de silencio sobre la operación. No suele ser común que un político presuma un beneficio para cinco millones de personas realizado con dinero público y no solo no lo festine, sino que lo mantenga en secreto.

La diputada Alma Alcaraz Hernández, integrante de la comisión de Hacienda y Fiscalización, fue la primera en cuestionar cómo el gobierno de Diego Sinhue Rodríguez otorgó el crédito de 230 millones de pesos a un empresario. «Las pérdidas se socializan y las utilidades se privatizan, algo parecido a lo que pasó con el Fobaproa, que las deudas de unos privados lo seguimos pagando», expuso la legisladora de Morena.


En la sesión de Pleno, Alma Alcaraz reprochó que desde la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato (ASEG) no se detectara el préstamo para el particular y no existieran observaciones.

«¿Dónde está la ASEG que debió advertir esto?… Las instituciones están manipuladas a favor de los intereses del Gobierno del Estado. Es una burla enterarnos a través del periódico de esta situación cuando a quien le corresponde es al Congreso del Estado», señaló.

Zanella criticó que desde Morena hayan basado las críticas en una investigación periodística: “Si no saben dónde buscar con gusto vamos a dar unas clases la próxima semana de contabilidad gubernamental».

«Era importante reactivar la situación económica y no permitir que se perdiera la franquicia del Club León y no permitir que se fuera a Aguascalientes o alguna otra plaza, por eso el estado de Guanajuato entró a rescatar y apoyar a la afición del Club León».

La diputada Alma Alcaraz sugirió a Víctor Zanella informar a los funcionarios del gobierno estatal sobre el crédito para que no existan contradicciones entre ellos. «Al parecer Zanella tiene más información que el secretario de Finanzas, del equipo del secretario de Finanzas y que el mismo gobernador», comentó en entrevista la diputada de Morena.

Este martes 9 de mayo, tras el candente debate se agendó la presencia del Auditor Superior del Estado, Javier Pérez, en la reunión de la comisión de Hacienda del Congreso, que iniciaría a las 9 y cuarto de la mañana.

No ocurrió así, el funcionario nunca llegó y cuando los medios pidieron explicaciones, simplemente se les mencionó que “tuvo un contratiempo”.

Palcohabientes invisibilizados

Para el abogado de los socios fundadores del Club León, Octavio López, la venta tiene una imperfección, ya que no contempló el precio de los palcos del estadio: “el valor del inmueble en avalúo comercial es de 569 millones de pesos, incluyendo todas las instalaciones y terrenos aledaños del polígono, al haberlo vendido en 410 millones de pesos, se descontó el valor de los palcos del estadio, por lo que sus propietarios fueron invisibilizados en el trato y se afectaron sus derechos.”

Parece ser que Martínez Patiño eludió comprar problemas, pero existen derechos preexistentes que no pueden ser ignorados. “Son 4 mil 470 palcohabientes y 3 mil 149 propietarios de plateas que pelearán por sus derechos”, dijo el representante legal.

La situación puede constituir un fraude procesal que se sumaría a otras irregularidades vinculadas a los procesos que han rodeado la historia reciente del estadio.

Todo indica que esta historia continuará.


Arnoldo Cuéllar Ornelas
@arnoldocuellaro

Periodista, analista político. Fundador del Laboratorio de Periodismo y Opinión Pública, medio digital y asociación civil.

Deja un comentario

Translate »