Banxico decidió incrementar en 50 puntos base el objetivo para la tasa de interés interbancaria

A un día a un nivel de 11% con efectos a partir del 10 de febrero 2023

Banxico emitió un comunicado de prensa donde mencionó las razones de éste incremento.

Los efectos del comunicado no se tardaron en reflejarse en la recuperación de la tendencia a la baja del dolar.

1 Dolar son 18.78 pesos

El crecimiento económico mundial se moderó durante el cuarto trimestre de 2022. Las perspectivas para 2023 siguen apuntando a una desaceleración. La inflación global permanece elevada, si bien la general disminuyó en un amplio número de economías ante menores presiones en los precios de energéticos.


En diversos casos, el componente subyacente aún no muestra un punto de inflexión a la baja. La
mayoría de los bancos centrales, incluida la Reserva Federal de Estados Unidos, continuó
incrementando sus tasas de referencia y anunció que dichas tasas permanecerán elevadas por un
periodo prolongado. Entre los riesgos globales destacan los asociados a la pandemia, la prolongación de las presiones inflacionarias, el agravamiento de las tensiones geopolíticas y condiciones monetarias y financieras más apretadas.

Desde la última decisión, el peso mexicano se apreció. Por su parte, las tasas de interés de corto plazo aumentaron y las de mediano y largo plazos disminuyeron. En el cuarto trimestre de 2022, la economía mexicana continuó creciendo, aunque perdió dinamismo respecto de lo observado en los trimestres previos.

En enero, la inflación general aumentó para ubicarse en 7.91%. El componente subyacente, que refleja mejor la tendencia de la inflación, se situó en 8.45%, sorprendiendo al alza. Ello ante un descenso más lento que el previsto en la inflación de las mercancías alimenticias y el repunte en la de los servicios.


Para 2023 y 2024, las expectativas de inflación se incrementaron nuevamente, mientras que las de
mayor plazo disminuyeron ligeramente, aunque permanecen por arriba de la meta.

Ante un proceso de desinflación más lento de lo previsto, los pronósticos para las inflaciones general y subyacente se ajustaron al alza para todo el horizonte. Se anticipa que la inflación converja a la meta en el cuarto trimestre de 2024 (ver cuadro). Estas previsiones están sujetas a riesgos. Al alza: i) persistencia de la inflación subyacente en niveles elevados; ii) presiones en los precios de energéticos o agropecuarios; iii) la reapertura de la economía china; iv) depreciación cambiaria; y v) mayores presiones de costos. A la baja: i) una desaceleración de la economía global mayor a la anticipada; ii) una disminución en la intensidad del conflicto geopolítico; iii) un mejor funcionamiento de las cadenas de suministro; iv) un menor traspaso de algunas presiones de costos; y v) un efecto mayor al previsto
de las medidas del Gobierno Federal ante la carestía. El balance de riesgos respecto a la trayectoria prevista para la inflación en el horizonte de pronóstico se mantiene sesgado al alza.

Deja un comentario

Translate »