“GUANAJUATO ESCUCHA”

Santiago y El Rufo

Al estrés acumulado por la inseguridad, la migración forzada y la pobreza, ahora hay que añadirle la crisis que tenemos por el Calentamiento Global que amenaza con sed y hambruna, más las aburridas campañas políticas.

R- Guarraguauuu, mi Santias, está del carajo el vivir en estos tiempos, muchas preocupaciones, mucho estrés, hasta temor me da traer más cachorritos a este mundo, ya que es traerlos a vivir atemorizados y con muchas carencias sería irresponsable.

S- No seas payaso, perro, ¿de cuándo acá te han faltado tus croquetas o tu caldo con huacales de pollo cada tercer día?

R- Auuu, no pues no…

S- Entonces no acalambres a nuestros amigos del a.m. con preocupaciones infundadas; es verdad que hoy es vivimos tiempos aciagos en dónde hay carencias y muchos problemas, pero también es verdad que la humanidad ha vivido tiempos peores y ha salido adelante; nada más imagina como era la vida en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, todo contaminado con pólvora de los bombardeos indiscriminados, con una carencia gigante de agua y comida, miles de animales muertos en el campo, olor a muerte por doquier y con la incertidumbre de saber si estarías vivo al día siguiente, todo ello agravado por el dolor de ver morir a vecinos, parientes y amigos o de no saber nada de ellos si estaban en el frente de batalla… Y si te vas un poco más atrás, imagina una comunidad en tiempos de los romanos, de pronto y sin aviso, invadida y depredada por las huestes de Atila violando a las mujeres y matando a todos o a los atenienses y espartanos amenazados por el super ejército de Jerjes, el rey Persa que con miles de soldados enfrentó a 300 valientes en la batalla de las Termópilas, para que me entiendas, Rufo, esos Persas eran el equivalente a los abusivos gringos de hoy. ¡No!, hoy no es la peor época de la humanidad; imagínate esclavo en tiempos de faraones construyendo pirámides bajo el rayo del sol del desierto o un Neanderthal enfrentando a tigres dientes de sable o a un judío en la Alemania de 1940 o a un Alemán después del tratado de Versalles firmado en 1919, cuando eran tratados como perros por los franceses y demás países “aliados” después de perder la primera guerra mundial…

R- Grrr, ¡ya entendí! mi Santias, con excepción de los ucranianos manipulados por su presidentito y por los gringos y los palestinos masacrados por los israelitas, no es el peor momento de la humanidad,… pero eso no quita que en México estemos del carajo con una vida que para muchos es un infierno. ¿Cómo resolver eso?

S- Con “Guanajuato Escucha”, mi Rufo, una propuesta para impulsar la innovación en todos los guanajuatenses, con énfasis en escuchar al ciudadano de a pie para canalizar institucionalmente su pensamiento creativo en una relación de ganar/ganar.

Para ello hay que promover el uso racional de la inteligencia enriqueciendo el modelo educativo (lo que debería ser propuesta de campaña), eso es lo que haría un gobierno responsable que podría, de inmediato, promover y canalizar la creatividad de manera que el pensamiento negativo y el estrés sean sustituidos por el pensamiento creativo y así generar economía y riqueza a través de ideas patentables que se conviertan en negocios, lo que en adición traería ventajas políticas para el que gobierna bien y tiene contento al pueblo, estrategia, en mi opinión, hoy carente en las campañas electorales… Como cereza en el pastel, en el proceso de implementar y promover “Guanajuato Escucha”, se une a las comunidades a través de proyectos productivos, además, mitigamos la pobreza y combatimos la migración forzada… lo que daría como resultado calidad de vida, reconstrucción social y la unión del pueblo con su gobierno generando gobernanza, entendida esta como el trabajo conjunto de la ciudadanía con sus gobiernos para resolver todo tipo de retos y problemas… ¡Ganar, ganar!, para vivir mejor… ¡Así de sencillo!

Un saludo, una reflexión.

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un comentario

Translate »

El contenido de esta información, está protegida por derechos de autor.