NO PODEMOS OMITIR UN HECHO COMO LA MUERTE DE GISELA GAYTÁN


NO PODEMOS OMITIR UN HECHO COMO LA MUERTE DE GISELA GAYTÁN

En la tarde de hoy, en una sesión del ayuntamiento, la regidora Rossi Díaz hizo una declaración que resuena en los corazones de quienes luchan por la igualdad y la justicia. Con una voz firme y llena de convicción, expresó que no podemos ser indiferentes ante la muerte de Gisela Gaytán, un hecho tan terrible y penoso que nos estremece como sociedad.

La regidora destacó que, como un ayuntamiento que representa una gran cantidad de mujeres, no podemos quedarnos calladas frente a la violencia que sufren nuestras compañeras. Enfatizó que más allá de cualquier diferencia de color político o ideología, es imprescindible demostrar solidaridad y empatía hacia todas las mujeres que son víctimas de la violencia.

«Tocan a una mujer y nos tocan a todas», subrayó Rossi Díaz. Esta afirmación refleja la importancia de reconocer que la violencia de género no es un problema aislado, sino una problemática que afecta a toda la sociedad. Es un llamado a la solidaridad, a ser «soras», a levantar la voz y a no permitir que la impunidad y la injusticia se perpetúen.

Ante esta situación, la regidora hace un llamado al Cabildo celayense a tomar medidas concretas. Insta a que seamos más solidarias, más sensibles ante el sufrimiento de nuestras compañeras. Resalta que como representantes del pueblo, es nuestro deber levantar la voz y exigir justicia para Gisela Gaytán y para todas las mujeres que han sido víctimas de la violencia de género.

En un momento en el que la violencia contra las mujeres sigue cobrando vidas y generando dolor en nuestras comunidades, es imperativo que tomemos acción. No podemos ser cómplices de un sistema que perpetúa la violencia y la impunidad. Debemos unirnos en la lucha por un mundo más justo e igualitario, donde todas las mujeres puedan vivir libres de violencia y discriminación.

La voz de Rossi Díaz resuena como un recordatorio de que no podemos ser indiferentes ante el sufrimiento de nuestras hermanas. Es un llamado a la acción, a levantar la voz y a trabajar juntas por un futuro más seguro y digno para todas las mujeres. Porque mientras haya una mujer que sufra, nuestra lucha no ha terminado.

Deja un comentario

Translate »

El contenido de esta información, está protegida por derechos de autor.