FUNCIONARIOS DE CELAYA PIDEN LICENCIA

SE VAN A LA CAMPAÑA POLITICA DE JAVIER MENDOZA PARA RELEGIRSE


Funcionarios piden licencia para ir a la campaña política de Javier Mendoza para reelegirse

En un nuevo giro político en la escena local, funcionarios del Ayuntamiento han solicitado licencia para sumarse a la campaña política de Javier Mendoza, quien busca la reelección como alcalde. Este movimiento ha generado controversia y ha levantado preguntas sobre la ética y la transparencia en el ejercicio del servicio público.

Entre los funcionarios que han decidido apartarse temporalmente de sus cargos se encuentran figuras prominentes como la directora de transparencia, la licenciada Erica Dueñas; la secretaria particular del ayuntamiento, Aurora; el director de desarrollo económico, Eduardo Nájera; el director de desarrollo social, Francisco Arreguín; y el director de comunicación social, Víctor Hugo Aguilera.

Además, se menciona el caso de Michelle Romero, comisionada al DIF, quien ha decidido dejar su cargo para unirse a la contienda política. Sin embargo, cabe destacar que la renuncia de la Doctora Cristina, también del DIF, ha sido anulada, generando confusión en el proceso de transición.

Es importante señalar que estos funcionarios no solo se han apartado de sus responsabilidades, sino que lo hacen sin goce de sueldo durante el periodo de licencia. Esta medida plantea interrogantes sobre la estabilidad administrativa y el impacto en el funcionamiento del Ayuntamiento durante este tiempo.

Por otro lado, se menciona que aquellos que aspiran a cargos políticos podrían participar en campañas electorales los fines de semana, lo que plantea un escenario complejo en términos de equidad y neutralidad en el ejercicio de sus funciones.

Adicionalmente, se destaca el caso del alcalde en funciones, quien al solicitar licencia para participar en la contienda electoral, modifica su sueldo y deja temporalmente su cargo, siendo reemplazado por un síndico provisional.

En medio de este escenario, surge la pregunta sobre quién determina si se acepta o no la renuncia de un funcionario y cuál es el proceso para ello. Estas cuestiones plantean la necesidad de una mayor claridad y regulación en los procedimientos de licencia para funcionarios públicos en casos de participación política.

En resumen, la decisión de estos funcionarios de dejar sus cargos para unirse a la campaña política de Javier Mendoza plantea desafíos tanto éticos como prácticos para el funcionamiento del Ayuntamiento, así como interrogantes sobre el alcance de la participación política de los servidores públicos.

Deja un comentario

Translate »

El contenido de esta información, está protegida por derechos de autor.